9 ago. 2016

«Escuadrón Suicida»: un caos entretenido

«AY QUE NO GOOD YOU SAY?
PUES YA ES GOOD ENOUGH PA’ MÍ
QUE ERES EL SAME KIND OF BAD AS ME»
Bad As Me, Tom Waits



Una semana más [el tío lo intenta a ver si cuela], vuelve RduTcB, un blog con una periodicidad tan fiable como las promesas electorales.

No creo que a ninguno le sorprenda ya a estas alturas que yo soy más de Marvel que de DC. ¿Significa eso que quiero que cada película que saca la Distinguida Competencia fracase? Jaja, no, porque no soy IDIOTA. Si Marvel saca una película buena, gana el público. Si DC saca una película buena, gana el público. Dado que soy parte del público, ¿por qué iba a preferir que sacasen una película buena que no disfruto en vez de una que me pueda gustar?

Así las cosas, cuando me enteré de que DC iba a sacar su Guardianes de la Galaxia particular, el Escuadrón Suicida, me puse muy a tope. ¿Una película protagonizada por un grupo de supervillanos? Mire, deme diez. Total, que lo celebré al estilo de mi tierra, Valencia: con rayazas de cocaína, tramas de corrupción, votos al PP... un locurón, vaya. Luego llegó Batman v Superman y mi entusiasmo bajó, claro (aunque en justicia diré que la versión extendida mejora considerablemente), y eso que no me pareció tan mala como a muchos y que incluso pensé que tenía momentos destacables.

Tres cuartos de lo mismo pasa con la cinta de David Ayer: la crítica la está poniendo a caer de un burro y a ver, tampoco es eso. No es una película redonda ni mucho menos, tiene fallos de montaje bien gordos y hay alguna cosa que EN FIN, pero en general es una película bastante entretenida. Entro en detalle sin spoilers para que lean bien a gusto.