22 may. 2015

«Mad Max: furia en la carretera»: sean testigos de la locura del año

«An old black tree
Scratching up the sky
With boney, claw like fingers»



Una semana más, y tras haberme enfrentado a un ejército de lo que yo creía que eran zombis descerebrados y que al final acabaron siendo meros fans de ElRubius, vuelve RduTcB, también conocido como «el Club de los No-Vloggers».

No me gustan los coches. Las escenas de persecuciones suelen aburrirme. Tom Hardy a mí pues ni fu ni fa (aunque desde que lo vi en Locke le he empezado a coger el punto). Las películas estruendosas me dan dolor de cabeza. Y aun así he disfrutado locamente con Mad Max: furia en la carretera.




Ya saben que internet va a ciclos: si hace unos días el tema de conversación era Vengadores: la era de Ultrón (película que según algunos no me gusta porque le di un 3/5), antes era el rollo este del vestido, y antes era, qué sé yo, el peso de la ética y la moral en la sociedad moderna, ahora es Manuela Carmena Mad Max. Todo el mundo está flipando con ella. Que si es la mejor película de acción de los últimos años, que si es un punto y aparte en el género, que si es mejor que follar, que si sacrificarían a su primogénito por poder volver a verla… ¡Algunos incluso dicen que es una película «feminazi» porque el personaje de Charlize Theron tiene personalidad y no es un mero recurso de guion con patas! Pero por favor, no se cachondeen de estos últimos: está feo reírse de los discapacitados.

El caso es que Mad Max tiene tela que cortar, así que saquen las tijeras, que vamos a meternos (sin spoilers) en la sala de costura (al tío se le ha ocurrido esta metáfora muy de mierda, pierde lectores en este mismo momento).


Ay, que sí.

1 may. 2015

«Vengadores: la era de Ultrón»: un paso atrás




Una semana más, y tras haber salvado al mundo de una marabunta de enemigos clónicos, vuelve RduTcB, el blog más poderoso de la Tierra.

Que sí, que a mí me pirra Marvel, que lo sabemos todos. Que eso está claro, que no hay ninguna duda, que no hace falta ponerse en plan Nolan, puñetas. Por eso mismo, y porque me flipó la primera aventura de los Vengatas, le tenía muchísimas ganas a Vengadores: La era de Ultrón. No era para menos, teniendo en cuenta que toda la Fase 2 del Universo Marvel Cinematográfico (UMC) me había parecido canela fina. Vale, Thor: el mundo oscuro no tanto, pero aun así…

Así las cosas, si las aventuras en solitario de los Vengadores habían sido (casi) todas una maravilla, su segunda incursión como grupo tendría que ser la rehostia, ¿no?

Pues no.

Pero al menos tendría que ser una película dignísima, ¿no?

Bueeeeeeeeeeno…





Vengadores: la era de Ultrón tiene dos problemas principales: el primero es que está muy mal contada, y el segundo es que se nota que ha habido tijeretazo en el montaje. Se nota muchísimo. Se nota hasta en el primer visionado. ¿Habrá sido cosa de HYDRA, o es solo que Joss Whedon se ha visto superado por las circunstancias?

Ahora mismo, un repasito organizado a los puntos más destacados de la película. Con spoilers, eso sí, así que si no la han visto aún, vayan a verla, que vale la pena, y luego se vuelven.