22 ago. 2015

4 Fantásticos: buena ciencia ficción




Una semana más, y tras haberme teletransportado a una realidad paralela (y más feliz) en la que nadie comparte cosas de Cabronazi en su Facebook, vuelve RduTcB, un blog muchísimo más gracioso que recibir un garrotazo en las canillas. Bueno, un poquito.

Seguro que de pequeños conocían a un chavalín al que prácticamente toda la clase vapuleaba. Un chavalín que, sin ser desagradable, sin ser antipático, sin, en fin, hacer nada para merecerlo, recibía burlas por parte de todo el mundo. Un chavalín con el que los demás se metían porque era «lo guay», porque los chulitos de la clase lo hacían, y eh, había que imitarlos.

Pues ese chavalín es la nueva película de los 4 Fantásticos, dirigida por Josh Trank, y con guion de él mismo, Jeremy Slater y Simon Kinberg.




La nueva película de la primera familia de Marvel ha estado cubierta de polémica desde antes de que se estrenase. Sí, el proceso ha sido un poco… problemático. «Problemático» en plan bíblico. En plan plagas, lluvias de sangre y demás. En plan rerrodajes de muchas páginas, un tercer acto desechado, que casi sea la hora de las tortas, escenas que salían en todos los tráilers cortadas por reducciones de presupuesto, un borrador original que tenía a Galactus, al Hombre Topo y al monstruo del primer número de los tebeos hasta que llegó Simon Kinberg y lo reescribió (seguramente por cuestiones presupuestarias)…

Y, con todo esto, ¿al final ha sido una película decente? Pues sí, y se lo cuento sin spoilers.

A Marvel Studios se les aplaude (y con razón) por adoptar un género distinto en cada franquicia. Capitán América: el Soldado de Invierno es un thriller paranoico de espías, Guardianes de la Galaxia es una comedia de aventuras, Ant-Man es una película de robos… Pues bien, Fox ha hecho tres cuartos de lo mismo con 4 Fantásticos, que es una película de ciencia ficción… al menos durante sus dos primeros actos.


¡OTRAS DIMENSIONES! ¡TELETRANSPORTADORES! ¡GAFAS!


En los dos primeros tercios, 4 Fantásticos opta por un enfoque cifi que, sinceramente, le va bastante bien a la película. El descubrimiento de la teletransportación, la exploración del Planeta Cero… a fin de cuentas, viajar al espacio no resultaría tan innovador como en el tebeo original, en plenos años 60. Ya en la línea Ultimate (de la que la peli bebe bastante) se cambiaba el viaje espacial por un garbeo por la Zona Negativa.

Es aquí cuando conocemos a Reed Richards (Miles Teller), Ben Grimm (Jamie Bell),  Johnny Storm (Michael B. Jordan) y Sue Storm (Kate Mara), que… ¿eh? ¿Cómo que «pero cómo van a ser hermanos si uno es negro»? Pues no sé, les recuerdo que existe una cosa llamada «adopción» y… ¿eh? ¿Que «en los cómics la Antorcha Humana era blanco»? Bueno, sí, pero ¿y qué? La raza no es relevante para este personaje. No es como hacer blanco a Pantera Negra, rey de Wakanda, un país africano. Es irrelevante, no afecta en nada al personaje. Johnny sigue siendo un chulito aficionado a los coches (¡y que lleva la flor de Super Mario como adorno en el retrovisor!) que se ha criado desde pequeño con Sue y… ¿eh? ¿Que están «violando su infancia»? Seguro que es usted de los que lloriquea con que las Cazafantasmas sean mujeres, ¿verdad? 


«¡Es la hora de los lloros!».


El caso es que sí, 4 Fantásticos trae cambios respecto a la continuidad Marvel de toda la vida. Es normal. A fin de cuentas, es una adaptación, y quien quiera ver las mismas historias de siempre, con el enfoque clásico, tiene los tebeos. No se van a ningún lado.

Sin embargo, yo no me he cabreado por los cambios. Si no me cabrea que Iron Man sea muchísimo más graciosete (y muchísimo menos beodo) que en los tebeos, si no me cabrea que Soldado de Invierno sea un thriller paranoico (¡nada que ver en el tono con los tebeos, pero ahí no hubo quejas!), si no me cabrea que Lobezno mida medio metro más que en los cómics, si no me cabrea que el Capitán América del Universo Ultimate sea un facha… en fin, si no me cabrean otros cambios, ¿por qué iba a cabrearme este? ¿O es que los cambios solo están bien cuando son en un tebeo o en una película hecha por Marvel Studios? ¿O es que los fanpesaos se hacen su propia peliculita en la cabeza, y como la película REAL difiera, se enfadan y aporrean el teclado con furiosa furia y colérica cólera?


«¡QUE TE HAGO ASÍN…!».


Volviendo a la película en sí, y como les decía, los dos primeros actos son una cosa más que decente. Nos presentan a los personajes, y sus rasgos principales están ahí. Son reconocibles. Reed es un genio reservado, Sue es la voz de la razón, Johnny es un gallito, y Ben es el mejor amigo de Reed y acaba deprimido por, ya saben, la minucia esa de acabar convertido en un montón de piedras. ¿Son los 4F de la continuidad 616? Pues no. Claro que no. Porque esto no es la continuidad 616, la tradicional. Es otra. Y no hay ningún problema. ¡Joder, que en el Universo Ultimate, Reed Richards es un villano de tomo y lomo! ¡Eso sí que es un cambio drástico, no que aquí sea más joven!


¿Tipo de piedra deprimido por su condición? Sí. ¿Mujer sensata que se hace invisible? Sí. ¿Muchacho ultrainteligente y con pocas habilidades sociales que se estira? Sí. ¿Chulito que estalla en llamas? Sí. Pues ya está.


También nos presentan a Victor von Muerte, que al final no se apellida Domashev como se comentó al principio. Seguramente reculasen por la reacción de los fans, que pusieron el grito en el cielo… olvidando que el Doctor Muerte del Universo Ultimate ya se apellidaba Van Damme sin que se viniese abajo el mundo. Este Von Muerte es arrogante, antisocial y está un poco hasta las narices de que la humanidad vaya cargándoselo todo. Cosas que pasan.

Hasta aquí todo bien. En serio. La primera hora es muy interesante. No hay nada de acción, todo va a golpe de diálogo, pero el reparto está bien, el desarrollo de la trama es fluido y, aunque no es ni mucho menos una película superheroica, resulta una obra de ciencia ficción la mar de maja. Luego van al Planeta Cero, obtienen sus poderes, y tenemos la mejor escena de la película, un ejemplo de horror corporal a lo Cronenberg donde vemos el resultado de tener estas habilidades en un entorno realista. Y funciona, ¿eh? De hecho, si esta película fuese igual, pero la hubiese dirigido Nolan, más de uno se haría pajazas con ella. Pero claro.

Y luego, por fin, llega el tercer acto, el rerrodado, en el que dijeron «ahivó, que son los 4 Fantásticos, habrá que meter una pelea contra el Doctor Muerte o algo, ¿no?». Y ahí la Cosa cosa va cuesta abajo.


También es el acto de cambiarle la peluca a Sue.


El tercer acto echa un poco por tierra lo que ha construido en los dos anteriores. Es como si cascasen el final de otra película en el montaje. El clímax de acción con el Doctor Muerte liándola (y, digan lo que digan, sus motivos están explicados) tiene un inicio de película de terror, con el buen doctor reventando cabezas solo con mirar (aunque al enfrentarse a los 4F decida prescindir de ese poder, muy útil cuando se es un maniaco homicida, y TIRARLES PIEDRAS en su lugar), y luego acaba en la escena de genérica de vaya-hay-un-vórtice-en-el-cielo-algo-hay-que-hacer. 

Una pena, porque supone una ruptura bastante grande, y el hecho de que el Planeta Cero sea un secarral que ni un pueblo manchego tampoco contribuye a que sea muy espectacular. Da la sensación de estar ahí por cumplir, de estar «porque tiene que estar». Es quizá el mayor problema de la película, y precisamente se debe a los rerrodajes. O no, porque tampoco hay garantía de que lo que tenía pensado Trank fuese mejor… aunque viendo lo que viene antes de la última media hora, tampoco es descabellado pensar que quizá sí que estuviese bien, aunque es posible que no fuese «lo que se espera» de una película de superhéroes y eso motivara el cambio. En fin, esto es mera especulación, claro. Quizá nunca sepamos qué tenía pensado Trank para el tercer acto, pero lo que hizo en los dos primeros no está pero que nada mal.


Lo que sí está mal es el diseño del Doctor Muerte.  Es como si Ultrón se hubiese tirado a una uva pasa.


En fin, 4 Fantásticos no es una película fallida ni mucho menos. Tampoco es tan mala como nos quieren hacer creer. Qué cojones, ni siquiera es mala. Es una buena película. En serio. Me ha gustado. Me ha parecido que está bien. No es la rehostia, pero se pasa un buen rato. Tiene ideas muy interesantes, como la caracterización de los poderes como problemas. Tiene una buena caracterización de un Ben Grimm triste, algo que apenas se había tocado anteriormente, y que encima hace sonido de roca en movimiento cada vez que se mueve. O sea, lo que es, claro, pero nunca se había representado así, tampoco me lo había planteado, pero es de esas cosas que al verlas dices «coño, claro, tiene todo el sentido del mundo».

Sí, vale, también tiene otras ideas cuestionables (ese origen de «¡es la hora de las tortas!»), y está claro que la mayoría de la gente que va a ver una película de los 4F no quiere ver una película de ciencia ficción, sino una de superhéroes al uso… pero ahí tengo que plantarme y defender que el director haga lo que quiera (cuando le dejan). ¿Trank quería un enfoque más realista, más científico? Pues está en su derecho. Esto es así. La película es suya y de la Fox, y se la follan como quieren hacen lo que mejor les parece. Funciona así, nos guste o no. 

Pero es que el resultado es bueno. En serio. No vayan predispuestos a odiarla como se lleva haciendo meses. Joder, es una película a la que se le han dado palos desde que se anunció. Es inaudito. Se ha dicho que es «la peor película de superhéroes de la historia» (¡existiendo Catwoman!). Se ha llamado al boicot. Cuando comenté que me había gustado en Twitter, me vinieron varios a decirme que era una mierda… ¡sin haberla visto!


«¿Por qué nos odian sin conocernos? ¿Por qué se acaba el amor? ¿Por qué ya no venden Froot Loops en España?».


Muchos ahora se frotan las manos con el fracaso en taquilla de la película, creyendo que eso va a hacer que Fox llegue a un acuerdo con los derechos igual que lo hizo Sony con Marvel Studios por lo de Spiderman. Sinceramente, dudo que pase. La Fox no es Sony. Todas las películas que ha hecho Fox para iniciar saga de los 4F han sido para no perder los derechos, ¿por qué iba a cederlos ahora, así sin más?

Claro, a mí también me gustaría ver una película de los 4F hecha por Marvel Studios. ¿Y a quién no? Pero en el mundo en el que vivimos, los derechos de los personajes los tiene Fox, y así las cosas, ¿no sería mejor para todos que sencillamente sacasen películas buenas y ya está? Por ejemplo, la de Deadpool Masacre tiene muy buena pinta, y 4 Fantásticos, insisto, es buena.


«¡VENIRSE A VERLAAAA! ¡VENIRSEEEEEEEEE…!».


Mi consejo es el siguiente: no se dejen guiar por los «BUUUUUUU ES MALÍSIMA BUUUUUUUUUU», y denle una oportunidad. Si les gusta la ciencia ficción, me extrañaría mucho que no supiesen encontrarle virtudes a esta nueva visión del grupo. Tómenselo como lo que es: una adaptación del grupo. Piensen que es como la línea Ultimate, la 1602, o lo que quieran. Tiene muchos aciertos. También sus fallos, claro. No es perfecta, pero el conjunto vale la pena…

…igual que vale la pena pensar por uno mismo y no dejarse llevar por «lo que he leído en internet» para juzgar una película. Dicho lo cual, lean lo que opino de las películas que veo en mi Letterboxd, lean [al final el tío la caga, puto gilipollas].