25 jul. 2015

Ant-Man, menos es más

«I walk between the raindrops
Wait in Bug House Square
And the army ants
They leave nothin' but the bones»



Una semana más, y tras haber sobrevivido a la ola de calor de esta semana (y van…), vuelve RduTcB, un blog que es mejor que recibir un puñetazo en las costillas.

Los que me sigan en Twitter o los que sean lectores asiduos (o sea, LOS BUENOS) ya sabrán que a mí Marvel me pirra, y si bien la última entrega de los Vengadores me dejó algo frío, eso no hizo que tuviera menos ganas de ver Ant-Man.

Como ya pasara con la estupenda Guardianes de la Galaxia, muchos creían que la película del Hombre Hormiga iba a ser el primer fracaso de Marvel. Como ya pasara con Guardianes de la Galaxia, muchos se han equivocado, porque Ant-Man no es solo una de las mejores películas de la Fase 2, sino que además es de las mejores películas Marvel en general.


Y este cartel es una maravilla.


Pasemos ya al tradicional repaso de los puntos que más me han llamado la atención. Esta vez, eso sí, con spoilers, así que si no han visto la película, ¿a qué esperan? Les dejo un resumen (sin spoilers esta vez) de la película para que abran boca.


-Lo de Edgar Wright: No es ningún secreto que el proceso de preproducción de Ant-Man ha sido el más complicado hasta la fecha. En principio, la película la iba a dirigir Edgar Wright basándose en un guion escrito por él mismo y Joe Cornish allá por 2006.

Sin embargo, evidentemente, en 8 años cambian mucho las cosas, y para cuando el proyecto se puso por fin en marcha, resultó que el Universo Marvel Cinematográfico (UMC) contaba ya con varias películas estrenadas y un universo compartido. Así las cosas, Marvel pidió que se hiciesen reescrituras para integrar mejor la película en la Tierra-19999, algo que a Wright no le hacía mucha gracia y que finalmente provocó su salida del proyecto y su sustitución por Peyton Reed, además de la reescritura del guion por parte de Adam McKay y el propio Paul Rudd.


Ahora Wright se ve obligado a comer solo alubias de bote. Bueno, no.


La propia Evangeline Lilly dice que si bien la versión de Wright hubiese sido divertidísima, ciertamente no hubiese encajado bien en el UMC, y a ver, por mucho que me guste Wright (que me gusta), he de reconocer que cuando uno lleva un universo compartido, quiere que ese universo sea coherente. Marvel ha invertido mucho como para no hilar Ant-Man con el resto de películas.

Se está cometiendo el error de juzgar Ant-Man no por lo que es, sino por lo que podría haber sido. Es muy fácil comparar la versión de Reed con una hipotética versión perfecta de Wright que nos montamos en nuestras cabezas y que tiene todas las virtudes del director de Arma fatal y ninguno de sus defectos, pero no es justo.

Además, en Ant-Man no se distingue qué escenas pertenecen al guion original y cuáles provienen de la reescritura. De hecho, los montajes de los soplos, que tanta gente asegura que son cosa de Wright, aparecieron, de hecho, en las reescrituras. El resultado es una película coherente consigo misma y con el resto del UMC.


-Scott Lang y Hank Pym, los Hombres Hormiga: Si hay algo que es el fan arquetípico de los tebeos es QUEJICA, y claro, cuando se dijo que el Hombre Hormiga de Ant-Man no iba a ser el original Hank Pym, sino su sucesor, Scott Lang, muchos autoproclamados fans pusieron el grito en el cielo… olvidando que Lang lleva siendo el Hombre Hormiga desde 1979.


yo k se tio xd


En la película, Hank Pym (Michael Douglas) adopta el papel de mentor de Lang (Paul Rudd). Es una historia de mentor y aprendiz y de pasar el testigo en la que nos encontramos a un Lang ladrón que vuelve a las andadas con tal de poder pagar la manutención de su hija y verla. Un poco pastelón familiar, ¿no? Pues el caso es que no queda ñoño, sino que la cosa funciona, en parte gracias a que Rudd consigue caer bien y clavar el papel de tipo normal y corriente que se ve metido en algo que le viene grande (o no). 

Y además lleva un traje majísimo y tiene unos poderes de la leche. ¿Hacerse pequeño y ya? Je. No. Hacerse pequeño manteniendo la fuerza original… pero concentrada en una superficie muy pequeña. Vamos, que te pega un puñetazo en la cabeza y te la arranca si quiere. Y controla a las hormigas, algo que así en frío da mucha risa, pero que en la película demuestra ser utilísimo.


«VAMOOOO VAMOOOOOOOOOO».


La relación entre padre e hija es uno de los temas fundamentales de la película, y si Lang y su hija Cassie se llevan tan ricamente, no es el caso de Pym y su hija Hope. El Pym de la película ha perdido a su mujer Janet (la Avispa original), y está resentido con S.H.I.E.L.D. por ello… además de por lo de querer usar la partícula Pym sin su permiso, pero bueno, ya saben, minucias.

Douglas sigue la tradición de la Fase 2 de… ¿eh? No, no, la de perder una mano como homenaje a El Imperio contraataca no, la de conseguir a actorazos maduros: que si Robert Redford, que si Glenn Close, que si Ben Kingsley… Su Pym es un tipo con una amargura sutil y omnipresente al que da gusto ver cada vez que sale en pantalla. Bueno, y es un poco HENRY PIMP.




Personalmente, me gusta que tengamos a un Pym mayor y veterano en Ant-Man. Por un lado, sirve para ampliar la mitología del UMC enseñando que hace más de 20 años ya había algún que otro superhéroe suelto; por otro, como ya he dicho, en los tebeos Lang lleva siendo el Hombre Hormiga más que el propio Pym (que ha tenido varias identidades), y además, es una adaptación, joder, y en las adaptaciones hay cambios.

-Hope van Dyne… ¿y el sexismo?: Se ha comentado que Ant-Man era sexista porque estando Hope mucho mejor preparada que Scott para ponerse el traje del Hombre Hormiga y colarse en Pym Technologies, en la película entrenan a Lang para ser el nuevo Ant-Man.

Ya.

Es una de las tramas de la película.

No, en serio, en la película se deja claro, no solo de forma implícita, sino EXPLÍCITA MEDIANTE UN DIÁLOGO que si Pym no quiere que sea Hope la que haga la misión es porque, joder, a ver, su madre palmó (o más bien quedó perdida en el Mundo Cuántico, un reino subatómico) precisamente por ello.


«¡Tenemos que volver! ¡¡TENEMOS QUE VOLVER!!»


No sé, yo veo normal que un padre no quiera arriesgar la vida de su hija, ¿eh? El propio Scott se lo dice: «voy yo porque soy prescindible». El propio Pym dice que su mujer murió en una misión como Avispa. No sé, no es que la película nos presente una situación en la que no hay motivo alguno para que Hope no sea la elegida, ¿eh? De hecho la cinta deja muy claro que la opción ideal sería ella y no Scott: pelea mejor, piensa mejor y controla a las hormigas mejor.

El caso es que al final, en la escena de mitad de créditos, Pym le da el nuevo traje de Avispa, con lo que es evidente que tendrá un futuro como superheroína en la Fase 3, algo que el propio Kevin Feige, jefazo de Marvel Studios, ha confirmado.


-Darren Cross, el nuevo Freddie Mercury: Por lo de la chaqueta amarilla, ¿eh? ¿Lo pillan? ¿Eh? ¿EEEEEEEEEEEEH?

Por favor, no se vayan.


«¡Que te cojo y te amago como a un conejo…!»


Uno de los problemillas de las pelis Marvel es que sus villanos suelen cojear un poco. En este caso, volvemos a encontrarnos con un malo que tiene los mismos poderes que el bueno (como ya pasara con Iron Man y Iron Monger, Hulk y la Abominación, el Capi y Cráneo Rojo…), pero esta vez, cumple bastante bien.

Darren «Chaqueta Amarilla» Cross, interpretado por Corey Stoll (que está gigantesco en House of Cards) es otro de los villanos corporativistas («viva el mal, viva el capital») de Marvel Studios, como ya lo fueran Aldritch Killian, Obadiah Stane, Justin Hammer, Donald Trump o Rodrigo Rato, pero esta vez tenemos una explicación más para su MALVADURÍA aparte de lo de querer forrarse: k sta to loko tios xd

No, en serio: la exposición prolongada a la partícula Pym sin un casco de protección adecuada hace que a uno no le funcione bien la cocorota y se vuelva medio loco. O sin el «medio».


Gñé.


Darren Cross, sin ser uno de esos villanos que hacen historia, es hasta ahora uno de los mejores de la Tierra-19999: con presencia, carisma, bien interpretado y, al menos, con motivaciones claras más allá del «que soy el malo porque lo dice el guion» de Malekith, el villano de Thor: el mundo oscuro.


-El jijijajaísmo: Vamos, el humor. Con las películas de Marvel Studios ya se sabe: a veces lo clavan (como con Guardianes de la Galaxia), otras veces funciona a ratos (como con La era de Ultrón) y a veces meten alivios cómicos que no hacen más que incordiar (como con Thor: el mundo oscuro).

Pues bien, miedo me daba la panda de colegas de Scott: Luis, Dave y Kurt. Miedo me daba, porque había oído que Michael Peña (Luis) era un robaescenas, que lo petaba cada vez que salía, que era muy gracioso… y este tipo de personajes es muy peligroso. Miren si no a Jar Jar Binks.


O mejor no.


Sin embargo, me alegra poder decir que tenían razón: Luis funciona como un tiro, y Dave y Kurt no se quedan atrás. Sus escenas arrancan más de una risa, y su encuentro con Hank Pym («¡en el sistema!») es desternillante.

Con un guion de Wright y Cornish reescrito por McKay y Rudd dirigido por Reed, era de esperar que Ant-Man tuviese un tono abiertamente cómico. Pero claro, dada la trayectoria irregular de estos tres últimos, que combina aciertos con descalabros, no las tenía yo todas conmigo… y es genial que me haya equivocado.

El humor de Ant-Man funciona y prácticamente todos los chistes entran, además de tener gags visuales estupendos (esa pelea final en la que de vez en cuando vemos la verdadera escala, ese matamoscas…) que hacen que la película sea un disfrute de principio a fin. 
Humor


-Falcon: Decíamos ayer antes que Marvel quería hilar más Ant-Man con el resto del universo, y sin embargo, la idea de meter a Sam Wilson no fue una exigencia del estudio, sino una sugerencia del propio McKay.


Este plano de un anuncio disparó las alarmas: esa pistola, ese traje… Sí, vale, tengo un problema si lo reconocí solo por esto.


He leído algunos comentarios de que queda muy forzado, pero no estoy de acuerdo. Para empezar, el modo de meter a Falcon es algo que no desentonaría en absoluto en un tebeo, porque los crossovers de personajes en Marvel eran muy así, pero es que además encaja perfectamente en la historia: tiene sentido que el nuevo cuartel de los Vengadores (¿o el cuartel de los nuevos Vengadores?) sea unas antiguas instalaciones Stark, y leñe, si es el cuartel de los Vengadores, tiene sentido que haya un Vengador por ahí, ¿no?

Es una manera estupenda de cohesionar el UMC y de ir plantando la semilla para la aparición de Ant-Man en Capitán América: Civil War.


-El apartado visual: Junto a Guardianes de la Galaxia (e imagino que hasta que llegue Doctor Extraño), Ant-Man es la película con la estética más interesante de toda la Tierra-19999. Las hormigas, los escenarios ampliados, esas distorsiones…


«Ay, la lentilla».


Pero, sobre todo, el Mundo Cuántico (la versión cinematográfica del Microverso), algo que no estaba en el guion original de Wright y Cornish y que, según Feige, supone un aperitivo de lo que podremos ver en Doctor Extraño. Y joder, menudo aperitivo. Menuda secuencia más loca. Menuda pajaza visual. Menuda dosis psicotrópica. MENUDA MANDANGA. Para que luego digan que un superhéroe que se hace pequeño no podía ser interesante.

-El futuro: Nos plantamos ya en la Fase 3, amigos. Para cuando acabe, habrán pasado más de 10 años desde que la Tierra-19999 naciese con Iron Man. ¿Y qué nos depara esta nueva etapa? Nada, solo la Guerra Civil, el Doctor Extraño, la Capitana Marvel, el volumen 2 de los Guardianes, el Ragnarok de Thor, los Inhumanos, Spiderman, la Guerra del Infinito… POCA COSA.

En Ant-Man tenemos un par de pistas de lo que pueda venir. Para empezar, nos enteramos de que Hydra sigue por ahí, y es que si cortas una cabeza, dos ocupan su lugar. Me gusta la idea de que la organización sea una presencia constante en el UMC que aceche por ahí… y ahora tienen una muestra de la partícula Pym gracias a Mitchell Carson.

Por otro lado, en la visita de Scott al Mundo Cuántico, podemos ver que se le refleja en el casco una silueta femenina con alas, o sea que la Avispa original no está tan perdida como cree Hank Pym. Por supuesto, y como ya he comentado, tendremos sucesora de la Avispa, y en Doctor Extraño habrá más visitas a otros planos de la realidad.

Y ya que estamos con el Mundo Cuántico, para salir de él, Scott usa el suero azul para crecer. En los cómics, ese suero se utiliza para crecer y convertirse en el Hombre Gigante (Gi-ant Man, ¿lo pillan? eeee wena esaaa xd), así que tampoco es descabellado pensar que en algún momento lo veremos en la Tierra-19999.





Ant-Man es otra prueba de que a estas alturas Marvel puede hacer una gran película de entretenimiento con prácticamente cualquier personaje que le dé la gana. Es una película más intimista (bueno, la versión superheroica de «intimista», claro) en la que no es el destino del mundo lo que está en juego, que no culmina con una gran batalla aérea, ni con una pelea contra un ejército de robots ni alienígenas, y ni falta que le hace: el tamaño no importa, y esta es, desde ya, una de las mejores películas del Universo Marvel Cinematográfico.

Ah, y la banda sonora es cojonuda. Que conste en acta.