17 abr. 2015

Better Call Saul, ¡un spin-off muy legal!

«Who are the ones that we kept in charge?
Killers, thieves and lawyers»


Una semana más, y tras haber DIOS SANTO PERO QUÉ ES ESO AAAAAH TRAE LA ESCOPETA JODER TRAE LA ESCOPETA AAAAAAAAAAAAAAAGGGGGGGGH SIGUE VIVO SIGUE VIVO ME CAGO EN LAS SANDALIAS DE CRISTO DISPARA COÑO DISPARA AAAAAAAAAAAH, vuelve RduTcB, un blog donde lo más interesante pasa fuera de plano.

Los spin-offs [espínofs], ese formato del que han salido cosas como Frasier, Cosas de casa (sí, Cosas de casa era un spin-off, han vivido ustedes una mentira) o Ciudadanos, la ramificación del PP con monopatín bajo el brazo y gorra del revés.

Si bien muchas veces estos spin-offs se comen un torrao’, a veces hay joyitas como la ya mentada Frasier o la serie que ahora nos ocupa, Better Call Saul, una precuela (en su mayor parte) de la majestuosa Breaking Bad (de la que ya hablé aquí) y que trata los primeros años de Saul Goodman cuando aún era Jimmy «el Resbalones» McGill.





Personalmente le tenía bastante ganas a esta serie, porque Saul Goodman (el señor Crapsmith de los abogados) siempre fue uno de mis personajes favoritos de Breaking Bad. Esta especie de Lionel Hutz (pero en competente), hortera, con una personalidad extravagante y un anillo que ni el del Hombre Enmascarado empezó sirviendo de alivio cómico y acabó cobrando mayor importancia de que la podíamos esperar.

Ahora bien, ¿sería capaz de llevar el peso de su propia serie?

Pues sí, y se lo voy a contar sin spoilers. Bueno, a ver, va a haber un par, pero van a estar debidamente avisados, así que pueden seguir leyendo sin miedo. ¿O qué pasa, que son unos CAGUETAS? ¿Eh? ¿EH? ¡NO ME OBLIGUEN A IR AHÍ A ZARANDEARLES!

Better Call Saul juega con ventaja. Juega con ventaja porque no solo cuenta con unos espectadores ASEGURADOS desde el principio, sino porque además repite gran parte del equipo técnico, lo que hace que la primera temporada ya tenga el nivel de rodaje de la última de Breaking Bad. Hay cosas de una finura exquisita, como esa conversación en off entre Saul Jimmy y Hamlin a la que asistimos desde el cuarto de la fotocopiadora con el ruido de la máquina como único sonido hasta que llega ese «hablamos dentro de 6 meses, ¿eh?».

También juega con ventaja porque ya les tenemos cariño a Saul Jimmy (copón) y, por supuesto, a Mike, interpretado por un Jonathan Banks que se merece todos los premios del mundo por ese episodio 6 en el que el protagonista de la serie solo sale en una escena y donde Banks se marca una lección interpretativa de padre y muy señor mío.


A Mike no le hace mucha gracia ese monólogo de Dani Rovira que según Jimmy era «buenísimo, tío, te partes, y tiene un acento…».


Bob Odenkirk también ha crecido como actor dramático (algo que atisbamos en la recomendabilísima Fargo, de la que hablaré también), y se nota. Aquí tiene escenas que nadie hubiese pensado que era capaz de bordar al verlo como el abogado bufón en Breaking Bad. Ya le tiene pillado el punto perfecto al lado más del CHOU BISNES de Saul Jimmy (joder), pero cuando la carga dramática sube, él está a la altura, igual que… que… no sé, que algo que esté muy a la altura, ¿no? A la altura ahí.

El problema que quizá tiene Better Call Saul es que le faltan secundarios memorables. Si quitamos a Chuck (ahora hablaremos de él) y a Nacho, no hay ningún personaje de apoyo que destaque. Bueno, sí, Mike, pero eso es trampa, porque ya lo petaba en Breaking Bad. En fin, esperemos que para la siguiente temporada haya alguna incorporación o que desarrollen un poco más a los que ya hay, porque ahí cojea un pelín.

Y ahora, lo de Chuck. Spoilers en el texto que hay desde esta imagen hasta la siguiente.


VAMOOOOOOOOOOOOOOOO


Se ha dicho mucho que Chuck es un cabrón por no dejar que su hermano curre con él. No lo acabo de ver yo así. No lo acabo de ver, porque Chuck es un abogado respetadísimo licenciado en una universidad de prestigio que trabaja en un bufete de los de meñique extendido, y su hermano se ha sacado la carrera en una universidad de tercero, además de ser un exestafador con antecedentes penales. No puede arriesgarse a que se relacione su firma con alguien así.

¿Que su hermano es el único que le ha ayudado en el día a día con su enfermedad? Sí. ¿Y? No quita una cosa para la otra. Lo cortés no quita lo valiente, ¿eh? Hay que ser prácticos y racionales, y lo cierto es que de saberse el pasado de Saul Jimmy (coño ya), podrían salir muy perjudicados.


VÁÁÁÁÁÁMONOOOOOOOOO


Ahora, por muy bien que esté Better Call Saul (que lo está), tampoco hay que pasarse de flipao’ y decir, como se leyó comentar a mucha gente, que es mejor que Breaking Bad. Vamos a ver, solo llevamos 10 episodios. No se puede comparar una temporada con una serie completa. 

¿Acabará siendo mejor que Breaking Bad? Pues no lo sé. Tampoco creo que sea necesario compararlas. ¿Se comparaba Frasier con Cheers? ¿Se comparaba con esa atroz e infernal esforzada versión española? ¿Eh? ¿Eh? Better Call Saul tiene la suficiente identidad propia como para no tener que compararla con su hermana mayor.

Hay quien dice que Better Call Saul es básicamente la misma historia que Breaking Bad, que es la corrupción de un tipo corriente. Pues sí y no. Sí, porque efectivamente Saul Jimmy (me voy a liar a hostias al final) va a pasar de ser un abogado especializado en asuntos de la tercera edad a ser un abogado criminal, pero el caso es que ya tenía antecedentes delictivos. Era un estafador. Qué narices, incluso en el primer episodio ya intenta estafar a alguien con lo del atropello. Es un picapleitos persigueambulancias. 


Suele pasar que vas en coche y se te mete arena en los zapatos.


En cualquier caso, si nos ponemos reduccionistas, un montón de historias serían lo mismo, como la de Lester Nygaard en Fargo, la de Bill Foster en Un día de furia, o la de Bueno McBueno en Bueno McBueno se vuelve Malo McMalo.

Y lo importante no es el final ni el esquema, sino el camino. Y este primer paso, esta primera temporada, ha tenido un nivel altísimo que espero que se mantenga (o que suba, puestos a pedir) en la siguiente. Yo estaré ahí. Y si hay algún problema, mejor llamo a Jimmy Saul (a tomar por saco ya AQUÍ NO HABÍA QUE CAMBIARLO JODER ES QUE ME TIENEN FRITO YA HOSTIAS).