11 feb. 2015

Tipeee: siente un bloguero a su mesa

Los lectores más veteranos sabrán que llevo dándole a esto del bloguerismo desde 2009. A lo largo de estos 5 años y pico, más de uno me ha dicho que aprovechase el cierto tirón que tiene el blog para monetizarlo, que plantase anuncios. 

Siempre me he opuesto porque con los anuncios de Google nunca sabes qué anunciante va a plantar su publicidad, y tampoco me sentía muy cómodo con la idea de que hubiese EL DÉBIL BANNER banners o pop-ups molestando por ahí.

Pero entonces se pusieron en contacto conmigo desde Tipeee, que me parece una forma interesante de que ustedes, los lectores, puedan darme su apoyo… si quieren, claro. Si no, pues tan amigos.

Tipeee tiene un funcionamiento similar al de Patreon: ustedes deciden qué cantidad de duros darme por artículo publicado, y a cambio se llevan una recompensilla. Es una manera de que la cosa quede entre ustedes y yo: ¿les mola lo que hago y pueden y quieren darme una propinilla? Estupendo, yo se lo agradezco infinitamente. ¿Que no? Pues no pasa nada, tampoco vamos a hacer un DRAMA.


«¡Que me vence  el plazo del blog!»


El hecho de que todo quede en familia hace que no tenga que supeditarme a los dictados de una entidad ajena que me diga cómo escribir y cómo no. Si me apoyan, es porque les mola lo que hago, y ya está. Ni tengo que plegarme a las directrices editoriales de una red de blogueros ni nada. No hay nada mejor.

Además, para que no digan que les estoy estafando, que me han dado ustedes X al mes y yo no he actualizado ni una vez, no donan por mes, sino por artículo publicado, como ya les he dicho.

«Joder, Bóinez», dirá alguno, «pero si te doy 2 pavos por artículo y actualizas 25 veces al mes, me sale por 50 euros al mes». ¡Pues no! Lo bueno es que pueden poner un máximo mensual a sus donaciones. Vamos, que si no quieren gastarse más de, qué sé yo, 5 € al mes, fijan ese máximo, y aunque yo actualice 10 veces, no les saldría por más dinero. 

Vamos, que ustedes deciden el máximo de dinero que me dan al mes, y también pueden hacerme un único donativo.

«Ya, ya, cabrón, pero yo qué gano con esto, ¿eh, espabilao’?», dice alguno por ahí. Pues bueno, además de la infinita recompensa kármica por ayudarme (o algo, yo qué sé), por apoyarme, tendrán acceso a minientradas exclusivas para los mecenas, podrán venir gratis a un CinemaScupe, llevarse unas chapas bien majas, obtener un pdf mensual con todas las entradas publicadas bien organizaditas, acceder a una videoconferencia mensual (miren, hay gente que se ha mostrado interesada y yo NO LES VOY A CONTRADECIR), entrar en el sorteo mensual de una boina firmada o, si se dejan los cuartos, llevarse una sin necesidad de sorteo. Cositas. Y apoyan el arte. ¡JAJAJAJA! ¡Que no, que el arte no lo apoyan, pero mi blog sí…!

En fin, pues eso es lo que hay. Les dejo el enlace a la página por si les interesa. Que deciden apoyarme, COJONUTEN. Que no, pues tampoco pasa nada. El blog sigue igual y les dejaré que lo sigan leyendo, aunque quizá les rompa una botella en la cabeza si les veo.

En las próximas entradas seguiremos con la programación habitual. Les adelanto que habrá no una, sino dos (2) entradas a raíz del tráiler de la nueva adaptación de los 4 Fantásticos que girarán en torno a por qué la película puede ser una buena obra y una adaptación REGULERA y por qué da igual que la Antorcha Humana sea negro en esta versión, además de una reflexión sobre la vuelta-pero-no-pero-sí de Spiderman al Universo Marvel Cinematográfico.

Y nada, eso. Que nos vamos leyendo, gente de bien. Les dejo aquí la página por si quieren dar una propinilla. Eh. Pues nada. A ver si quedamos y tomamos algo. Venga.