28 dic. 2013

«Derek»: sentimentalismo barato. ¡ZÍ, ZENTIMENTALIZMO BADATO!

«Shriek to speak, and reach for the speech
Reach for the speech to be heard
But you grow old and you grow cold»
Water’s Edge, Nick Cave & the Bad Seeds


Una semana más, y tras haberle arrancado la cabeza de cuajo a un gordinflas que intentó colarse en mi casa el martes pasado por la noche, vuelve RduTcB, un blog tan navideño como un puñetazo en los dientes.

No creo que a nadie le haga falta que le explique quién es Ricky Gervais. Cómico británico, humanista y ateo convencido, combatiente contra los límites del humor, presentador de una de las galas más animadas de los Globos de Oro y, por supuesto, cocreador de series como The Office o Extras. Si bien el bufón inglés siempre ha sido famoso por su afilada lengua y sus polémicos gags, de un tiempo a esta parte ha dado un giro hacia… la bondad. Sí, sí. Se ha vuelto un tipo muy afable que reivindica la importancia de ser amables con todo el mundo, lo cual no deja de chocar a los que conocemos su trayectoria pasada, pero en fin… ¿Será una crisis de la edad? 

En cualquier caso, con su última serie, Derek, intenta embutirnos a la fuerza que kindness is magic. Vamos, que la bondad es mágica. El problema es que el mensaje es tan sutil como una película de Michael Bay con guion de los hermanos Nolan, y lo que podría ser una ocasión para concienciar a los espectadores acaba provocando ataques de diabetes que ni los causados por El diario de Noa.


«Puto hater».

10 dic. 2013

La vida, traducción, Zaragoza y excusas varias



Una semana más, y tras haber evit… No cuela, ¿no?

Ya, bueno. La verdad es que últimamente el ritmo de actualización es menor de lo que me gustaría. Bastante menor. Está por debajo de la edad de consentimiento, de hecho. Ni siquiera puede hacer la comunión aún. «¿Y esto por qué es, Bóinez, cabrón, desgraciado, pedazo de rutilófilo?», preguntará alguno. Bueno, a ver, pues es que resulta que LA VIDA. 

Desde que acabé la carrera este año, he tenido la suerte de poder trabajar de lo mío. ¿Que qué es lo mío? Traducir. He hecho mis pinitos con varias cosas (alguna de las cuales ya está editada, como cierta novela de cierta saga de cómic de zombis), y lo cierto es que, aunque evidentemente estoy contentísimo con mi situación laboral, ya no tengo tanto tiempo libre como antes.




Ya me entenderán: trabajo desde casa, en batín y sin afeitar (ventajas de ser autónomo), sí, pero al trabajar con las palabras, muchas veces, cuando acabo, lo último que me apetece es seguir dándole a la tecla para escribir. Prefiero echarme una partideja, leer un rato o salir a dar una vuelta con los amigos.

Además, también he estado liado con el asunto de los distintos Mediometrash para La Cabina y la preparación de las charlas ¡Traduce como puedas!, que ya di en Otakuart, en el Traduemprende de Barcelona y que daré en otros sitios el año que viene, como por ejemplo, Soria, Castellón o Zaragoza… y de esto precisamente quería hablarles también.