29 jun. 2013

«Masacre»: Un artículo sobre el videojuego de Masacre



Una semana más, y tras ha-ber a-si-mi-la-do el chu-la-po a-cen-to ma-dri-le-ño, vuelve RduTcB, el blog favorito de la gente cuyo blog favorito es RduTcB.

De un tiempo a esta parte, hay un personaje que ha aumentado su popularidad enormemente gracias a/por culpa, en gran parte, de Tumblr. No, no estoy hablando de Tom Hiddleston, sino del mismísimo mercenario bocazas, del degenerado regenerado en persona. Estoy hablando, claro está, de Masacre, el personaje de la Casa de las Ideas, creado por Rob (¡AVIV BÖR!) Liefeld y Fabian Nicieza en los locos, locos, ¡locos! años 90.


«Hey, I just killed you and this is crazy, but here’s my number. So call me, maybe».


En la pasada Comic Con de San Diego, High Moon Studios (responsables de varios juegos de Transformers que no he jugado ni jugaré) anunció que iban a desarrollar un juego de Masacre, o «Deadpool», para los necios que dicen que «es que en inglés mola más»; y el hype se disparó cual arma imposiblemente grande dibujada por Liefeld, y es que un juego del mercenario bocazas podía ser, hablando en plata, LA REHOSTIA.

¿Lo es? Pues sí y no.

15 jun. 2013

Odio que me llamen hater

«Well I don't know how you're taking
All the shit you see»


Una semana más, y directo desde las mazmorras del humor, vuelve RduTcB, un blog cuya lectura está prohibida en cuarenta y dos estados.

Si hay una palabra que está en boca de todos últimamente, esa es, sin duda, «el». Pero si no tenemos en cuenta los artículos, esa sería, desde luego, «de». Sin embargo, si dejamos de lado también las preposiciones, palabras de uso frecuente y, en fin, todo el vocabulario que no interesa para el caso, el término más utilizado sería, sin duda «hater»

¿Que una película no te ha gustado? ¡Hater! ¿Que la última novela que has leído es bastante floja y tiene lagunas argumentales? ¡Hater! ¿Que estás en contra de las medidas del gobierno? ¡Hater! ¿Que odias el racismo? ¡Hater, más que hater!

Pero ¿qué es un hater? Pues, en teoría, alguien que odia sin ton ni son, sin argumento o fundamento alguno, alguien que critica por el mero placer de criticar. Por supuesto, y como era de esperar de esos incultos paletos que pueblan internet, el término se usa muy a la ligera, a diestro y siniestro, a discreción, y demás expresiones que signifiquen «a saco». 


El Trío Odiatóder, de Malputo.


Hace ya varias semanas comentaba con mi amigo, hermano, y posible amante Fosforo; y con el gran Randy Meeks que si Loulogio y Zorman habían bajado el nivel de sus vídeos o no. Todo iba BIEN hasta que entró un tercero en discordia cuyo nombre no mentaré para no mancillar esta casa. El caso es que esta persona, a la que llamaremos «Zapatones» empezó a decir que si es que a nosotros no nos gusta nada, que no hacíamos más que criticar y demás sandeces. Lo de siempre, ya saben. El asunto me tocó las narices y acabó con servidor dejando de seguir a Zapatones, y con este bloqueándome y borrando sus intervenciones. Muy maduro todo, ya ven.

¿A cuento de qué les relato esta memez de patio de colegio? Pues ni más ni menos que para ejemplificar el problema con los haters: que muchísima gente acusa de serlo a otros sencillamente porque no les gusta algo. Sin embargo, nadie acusa a nadie de liker (¿existe el término siquiera?) cuando dicen «oye, pues tal cosa o tal otra me ha gustado».