22 sept. 2012

El hobbit, aburridamente entretenido


«Now hobbits are a peace-lovin' folks you know
They don't like to hurry and they take things slow»



Una semana más, y tras haber arrojado el Anillo Único en las profundidades del Monte del Destino, vuelve RduTcB, un blog EPIQUÍSIMO. Bueno, un poquito.

Los que me siguen en Twitter (ese pajarraco en la columna lateral derecha) no son ajenos a lo que me ha costado mi relectura de El hobbit, libro que leí hace la friolera de casi once años y que no había vuelto a tocar desde entonces. En la primera lectura me gustó mucho, ¿pero y en la segunda? Pues también, PERO.

OJOCUIDAO, que esta entrada contiene spoilers de El hobbit. Sí, estoy avisando de que hay spoilers de una novela que cumple setenta y cinco años.


La portada de mi edición, que probablemente será sustituida pronto por una con el cartel de la película.


Lo curioso de El hobbit es que es a la vez un libro aburrido y condenadamente entretenido. Enseguida uno se deja llevar por peripecias de Bilbo y los doce enanos, la variedad de situaciones en las que se meten y los diálogos, sorprendentemente ingeniosos y ágiles… lo que contrasta con la pesadez de las descripciones, exageradamente largas, tediosas y minuciosas. Probablemente Tolkien quisiera ser escritor de catálogos para J. Peterman, pero al no haber nacido este todavía, tuvo que conformarse con hacer profusas descripciones en sus obras.

15 sept. 2012

Boinoticias de septiembre

«She stared down at me from up in the storm as I sobbed upon the floor
For more news from nowhere
More news from nowhere
And don't it make you feel alone
Don't it make you wanna get right-on home»
More News from Nowhere, Nick Cave & the Bad Seeds



Una semana más, y tras haberme devanado los sesos sin éxito para que se me ocurriera una entradilla, vuelve RduTcB, un blog que abusa de la metarreferencialidad.

Esta semana toca una entrada de carácter completamente contrario a los telediarios de Telemadrid. Es decir, que toca una entrada informativa. Veamos…

- Universidad, trenes y ritmo de las actualizaciones: Este año, como algunos ya sabrán, es mi último año de carrera, Traducción e interpretación. ¿Qué significa eso? Que tengo que ir y volver cada día de Castellón en tren, por lo que (¡albricias!) mi incesante tuiteo se verá seriamente disminuido. Sin embargo, no todo podía ser bueno: mi GENIAL horario, que provocará que, en el mejor de los casos, llegue a las siete de la tarde a mi casa con todo por hacer, conllevará que tenga menos tiempo para escribir y que, tal vez (y solo tal vez), la frecuencia de actualización de RduTcB se reduzca a una periodicidad quincenal. O tal vez no, pero yo AVISO. También les recuerdo que martes sí, martes no, escribo en Crisis creativa, la última vez sobre Black Mirror.

8 sept. 2012

JPelirrojo, ¡necio cual rastrojo!


«Lynch-mobs, death squads, babies being born without brains»
Papa Won’t Leave You, Henry, Nick Cave & the Bad Seeds



¡WOLAAAAAAAAS! ¡Qué pasa, boinezófilos! Sí, ya sé que ya actualicé ayer hablándoles de Breaking Bad y que el miércoles hice mofa y befa del reiki, pero el viernes sucedió algo que tengo que contarles. ¿Adivinan sobre quién es? ¡Exacto, sobre (¡TOCOTÓ!), nuestro viejo amigo JPelirrojo!

¿Y qué ha hecho esta vez este noble bruto? Pues comportarse como se ve en los vídeos: como un egocéntrico de mentalidad infantil. Esto, que tampoco parece tan sorprendente, tiene miga, porque alguna vez he intercambiado tuits con Bollicao, otra videobloguera que no soporto, y se ha portado como una persona de BIEN. Siempre ha sido porque alguno de sus fans le ha ido con el cuento de que había criticado los videoblogs aquí o aquí (y es que los FANPESAOS pueden ser incluso peores que sus ídolos), y ella reaccionó como cualquier persona con dos dedos de frente: dijo que le parecía bien, que ella hacía un personaje y que, evidentemente, no pretendía gustar a todo el mundo. En el caso de la entrada de Otakuart, incluso dijo que le gustaba mucho mi estilo. 

Ahora bien, ¿cómo reaccionó JPelirrojo cuando descubrió este post de Randy en Crisis creativa?

Breaking Bad: el precio del poder


«Ahora sí le quedó bien
A Nuevo México el nombre
A México se parece
En tanta droga que esconde
Solo que hay un capo gringo
Por Heisenberg lo conocen»
Negro y Azul: The Ballad of Heisenberg, Los Cuates de Sinaloa



Una semana más, y tras haber vuelto a visitar Castellón (ciudad hermanada con R’lyeh), vuelve RduTcB, un blog que es un blog, y no un zapato con la suela desgastada.

Breaking Bad, posiblemente la mejor serie en emisión, puso esta semana punto y final a la primera mitad de su última temporada. Como ya sabrán… ¿eh? ¿Que no han visto Breaking Bad? Pues no saben lo que se pierden, oigan. En cualquier caso aquí va a haber spoilers de las cinco temporadas a cascoporro, así que a lo mejor prefieren echarle un vistazo a otro blog como, no sé, Con absu de absurdo, muy especialmente a esta entrada sobre la filosofía mierder.

Bueno, ahora que ya he soltado el aviso de rigor, metámonos en harina. Esta temporada ha sido, sin duda, la temporada de Heisenberg. Y es que poco queda ya de Walter White, ese profesor de química frustrado que tenía un segundo empleo en un lavadero de coches. 


«Say my name».


Tras haber sido cocinero para un pandillero de poca monta y un capo de la droga, lo único que le quedaba a Walter/Heisenberg (¿Waltenberg?) era ser el pez gordo. Y, por mucho que Mike le dijese que «matar a Jesse James no te convierte en Jesse James», se puede decir que lo ha conseguido. ¿El problema? Que una vez en la cima, no le queda nada más a lo que aspirar, y está solo. Se ha distanciado de su familia, y de su «hijo adoptivo» Jesse, que ha estado a punto de matarlo más de una vez.

5 sept. 2012

Reiki en la Fnac


«"By definition", I begin
"Alternative Medicine", I continue
"Has either not been proved to work,
Or been proved not to work.
Do you know what they call ‘alternative medicine’
That's been proved to work?
‘Medicine’"»
Storm, Tim Minchin



¿Cómo? ¿Una entrada así, a mitad de semana? Pues sí, y es que ayer se dio en la Fnac de Valencia una conferencia sobre el Día mundial del reiki, y claro, ¡no podía perderme semejante gilipollez!

Para los que no sepan qué es el reiki, les diré que consiste en la curación mediante el traspaso de energía vital usando las manos. Como Son Goku, pero para curar, en lugar de para hacer agujeros en montañas. Vamos, que es una patraña engañabobos como las Power Balance, la curación mediante piedras o las religiones.


El aprendizaje reiki incluye un cursillo de Photoshop básico.


«Eh, pues yo tengo un amigo que hace reiki y le funciona, aunque solo sea por el efecto placebo», dirá alguno de ustedes. Sí, el reiki puede funcionar para dolencias menores por dicho efecto… del mismo modo que funcionaría un caramelito de limón al que se le atribuyesen propiedades mágicas. Es decir, que tiene el mismo efecto que cualquier otra sandez de estas: ninguno. Potencialmente, todo puede tener efecto placebo, que es lo mismo que decir que nada lo tiene.

¿Lo jodido del asunto? Que hay gente que lo usa como terapia complementaria, pero los hay que optan por el reiki como única terapia ante enfermedades como el cáncer. De hecho, en la conferencia había dos señoras casi sin pelo que (supongo) tendrían esa dolencia, y hombre, una cosa es que seas IMBÉCIL y te dejes estafar con el reiki, pero aprovecharse de gente que está tan enferma es de tenerlos cuadraos.

Aclarada mi postura ante esta chorrada, dejen que les cuente algunos momentos estelares de la conferencia:

1 sept. 2012

Los Juegos del Hambre, la lucha por sobrevivir al tedio


Una semana más, y tras haberle espetado a una señora que cruzar el semáforo en rojo no es peligroso, porque YO SOY EL PELIGRO, vuelve RduTcB, su badass blog y cada día el de más gente.

Si siguen mis andanzas en Crisis creativa, ya leerían hace unos meses mi opinión sobre la adaptación cinematográfica de Los Juegos del Hambre: una buena primera mitad y unos soporíferos Juegos. Sin embargo, algunas personas de mi entorno me recomendaron que me leyera el libro, porque, según me dijeron, profundizaba en la parte que más interesante me pareció de la película: la sociedad. Así que, ni corto, pero sí algo perezoso, me dispuse a leer Los Juegos del Hambre. ¿Valió la pena? EJEJEJEJEJEJE NO.


Yo hubiera puesto «un libro APASIONANTE de una señora que no conoces».


Por si aún queda alguien que no sepa de qué va la novelita de marras, voy a aprovechar el parrafito que escribí para Crisis creativa para explicárselo. ¿Qué? ¡Si lo he escrito yo no es plagio! ¡Es pereza!

Los Juegos del Hambre, por si no lo saben, nos sitúa en una distopía en la que los ricachones viven en una lujosa metrópolis llamada  Capitolio (¡sutil crítica social!) y los pobres hacen lo que pueden en doce distritos, cada uno de ellos dedicado a producir artilugios para disfrute de los acaudalados (¡más crítica social!). Cada año, para castigarles por una antigua rebelión, se celebran los Juegos del Hambre, una especie de Battle Royale, en la que dos chavales de cada distrito salen elegidos para curtirse el lomo en un reality televisado.