30 jun. 2012

Extraterrestre, amor pocho del espacio interior

«If you don't want these arms to hold you
If you don't want these lips to kiss you
If you found someone new
Put me back in the crowd
Put the sun behind the clouds
Put me back in the crowd»
Back in the Crowd, Tom Waits



Una semana más, y después de haberme adaptado al desierto postpocalíptico en el que se ha convertido España, vuelve RduTcB, un blog inmune al calJODER, QUÉ CALOR HACE, ¿EH?

Al fin, unos tres meses después de su estreno, conseguí ver Extraterrestre, la segunda película de Nacho Vigalondo. Después de Los cronocrímenes y los numerosos cortos del director, confieso que tenía muchas ganas de ver lo que podía hacer con un reparto tan reducido y un planteamiento tan interesante.

Para los que no lo sepan, Extraterrestre es una comedia romántica ambientada en plena ocupación alienígena. Un buen día, Julio (Julián Villagrán) despierta en la cama de Julia (Michelle Jenner) tras una noche de ligoteo. Él, interesado en Julia, intenta retrasar el momento de irse, todo lo contrario que ella. Al asomarse por la ventana, Julio se da cuenta de que las calles están vacías y hay un ovni gigantesco sobre la ciudad.




Conforme avanza la trama, se introduce al resto de personajes: Ángel (Carlos Areces), el vecino cotilla enamorado de Julia; Carlos (Raúl Cimas), el novio de Julia y el presentador de una cadena de televisión (Miguel Noguera)… y no hay más, ni falta que hace.

16 jun. 2012

Un tipo de Erasmus: apéndice


«Why should I know
And why should I care?»
She’s Not There, versión de Nick Cave & Neko Case


Una semana más, y un día después de haberles avisado de que colaboro en un SEÑOR LIBRO, vuelve RduTcB, su blog internacional.

Hoy, justo nueve meses después de que mi novia y yo nos viniéramos de Erasmus a Salford (cerca de Manchester), me vuelvo a España, que se la dejo poco menos de un año y me la ponen ustedes patas arriba, perillanes.

Como ya les dije en Un tipo de Erasmus, en Salford eso de que los Erasmus se tocan las narices es un concepto que les resbala, y MEJOR. Aquí, en cuanto a idiomas, nada de ceñirse estrictamente a la gramática y el vocabulario, dejando a un lado las competencias orales, no. Aquí se hace una hora semanal de práctica conversacional desde el primer año. Así que ahí he estado, haciendo exposiciones orales en alemán sobre el sistema estudiantil y Metrópolis, algo para lo que ni por asomo iba preparado de España. Por suerte, al final, BIEN.

He dicho que los Erasmus tenemos que hacer exactamente las mismas tareas que los nativos (nada de hacer un trabajo por semestre y arreando), pero quizá debería decir que hacemos más. Y es que, aunque las obligaciones sean las mismas, no vean la pachorra que tenían algunos de mis compañeros. Vamos, que tuviera que explicarles yo a ellos cómo consultar los deberes desde la página web de la universidad tiene delito.


Las vistas desde mi balcón: el estadio del Manchester United y un cielo perpetuamente nublado. This is England.


Me atrevería a decir que ha sido precisamente este el año en el que más agobiado he ido con las tareas. Que si varias traducciones a la semana (una de ellas siempre especializada), que si escribir varios ensayos, que si estudiarse la historia de Alemania, que si traducir del alemán al inglés, que si ahora del inglés al alemán (no apto para mentes débiles, oigan), que si ahora aprenderse la historia, desarrollo, vocabulario y rasgos fonéticos y gramaticales de diversas variedades del inglés…

15 jun. 2012

#nocabeenuntweet, pero sí en un libro


«Down in my bolt hole I see they've published
Another volume of unreconstructed rubbish
Well, thank you! Thank you!
Thank you and again
I call upon the author to explain»
We Call Upon the Author, Nick Cave & the Bad Seeds



Una semana más, y un día antes de lo esperado, vuelve RduTcB, un blog que no es un blog, sino todo lo contrario. O algo.

No lo negaré: como a casi todo bloguero, me haría ilusión ver mis tontadas publicadas en un libro, poder tenerlo entre mis manos y dormir abrazado a él, aislarme del mundo y encerrarme en un pequeño cuarto, a solas con mi libro. Perder el contacto con la realidad y desarrollar trágicos trastornos que me impidiesen llevar una vida normal, y acabar fugándome a una isla perdida dejando atrás solo una nota casi ilegible que dijese «la boina no tiene cabeza donde ponerse, se lo dije, se lo dije, todos los saben, mocasines de color púrpura».

Bueno, tal vez esté exagerando, pero ya me entienden. El caso es que, gracias a Jesús Malpartida, ese hombre de BIEN, estoy un paso más cerca, y es que el señor Malpartida ha sacado adelante #nocabeenuntweet, un libro en el que me he unido a tuiteros como NtmeC, casiotones, Alexicko, Garzari o tuerce6 para escribir sobre… bueno, sobre COSAS.


La portada de la criatura.


Por mi parte, además de un artículo completamente nuevo, he retocado De tuitstars y Favstar: endogamia à la Habsburgo y he reescrito casi desde cero Orgullos vergonzantes. Hay bastante material adicional, sobre todo en el último, que ya tenía su tiempo y AY PAPÁ.

«Sí, sí, muy bien, ¿pero dónde puedo leer esto y cuánto me va a costar?», se preguntarán ustedes, impacientes. Bueno, pues nada. Cero. Niente. Es totalmente GRATIX, y pueden descargárselo siguiendo las indicaciones que encontrarán en el blog de #nocabeenuntweet. Así que ya saben, adelante, descarguen, lean y DISFRUTEN.

9 jun. 2012

Canciones malinterpretadas

«I'm just a soul whose intentions are good
Oh Lord, please don't let me be misunderstood»
Don’t Let Me Be Misunderstood, versión de The Animals



Una semana más, y tras haber bailado el charlestón en el mástil de una bandera, llega RduTcB, un blog para pegarse un tiro.

Ah, las canciones, qué fácil es interpretarlas mal. Ojo, que no me estoy refiriendo a hacer una versión pésima, sino a, directamente, no entenderlas. Esto, que en España pasa principalmente por el desconocimiento general del idioma de Shakespeare (ya saben, las canciones que ustedes cantan sustituyendo todas las palabras por «guachimenei beibi, oullé guachimein»), tampoco es ajeno a los propios nativos, que parecen tener la comprensión oral de un perrete. No de un perrete de esos nobles, eh, sino de un yorkshire terrier de esos ASQUEROSOS.

Cojan, por ejemplo, Every Breath You Take, de The Police. «¡Ah, sí, qué canción de amor más bonita!», pensarán muchos de ustedes. Bueno, pues NO. En serio, tenemos una canción que dice «estaré vigilando cada paso que des, cada movimiento que hagas», «¿no te das cuenta de que me perteneces?» y que repite «te estaré vigilando» insistentemente al final, ¿y hay quien piensa que es de amor? Alguien tiene una concepción bastante equivocada de las relaciones, eh.



«David, te estaré vigilando… porque te quiero».


El propio Sting dijo que estaba sorprendido por la cantidad de gente que piensa que es una canción mucho más positiva de lo que es realmente, ya que, en sus propias palabras, va sobre la obsesión con un antiguo amante y los celos que conlleva. Vamos, puro HAMOR, ya ven.

2 jun. 2012

Ultimate Spider-Man, entretenimiento arácnido





Una semana más, y después de haber abierto una tienda online de hamas y chapas, vuelve RduTcB, un blog que cuela la autopromoción de forma descarada.

Los que temíamos que la compra de Marvel por parte de Disney repercutiera negativamente en la Casa de las Ideas tenemos que tragarnos nuestras palabras con patatuelas. De no haber sido por ella, tal vez no habríamos tenido series como Los Vengadores: los héroes más poderosos del mundo o la que hoy nos ocupa: Ultimate Spider-Man.




La serie, que se emite en Disney XD (¿para cuándo Paramount XD?), viene amparada por Brian Michael Bendis, Paul Dini y el grupo Man of Action (Steven Seagal Steven T. Seagle, Joe Kelly, Joe Casey, y Duncan Rouleau). Vamos, que tampoco son novatos en esto de los superhéroes.