18 ago. 2012

Cuando la ficción supera a la realidad


«Never stop telling me lies»
Lie to Me, Tom Waits



Una semana más, y después de haber vuelto a Crisis creativa, vuelve RduTcB, un blog que les trata de usted porque les respeta, panda de gilipollas.

Manipulación informativa y noticias falsas. No, no estoy hablando de La Razón, La Gaceta, Alerta Digital o El Mundo Today, que, a fin de cuentas, todos sabemos perfectamente su modus operandi. Esta vez les voy a hablar de, como diría el adorable señor del parche de Intereconomía (el Capitán Falacias, me gusta llamarlo), «¡los sucios bulos de la sucia izquierda!».

Cualquier individuo con dos dedos de frente se da cuenta de que la gestión del PP buena, lo que se dice buena, pues no está siendo, a no ser, claro, que cuando decimos «buena» queramos decir «putísima mierda elaborada sobre la marcha por una panda de mastuerzos», claro. Esos mismos mastuerzos que se apropian de varios personajes del maestro Ibáñez para hacer propaganda política, pese a que desde En todo el colodrillo nos han demostrado que muy de derechas no son, pero en fin.

«¿De los bulos de la izquierda dices que vas a hablar? ¡Facha! ¡Derechoso! ¡Animal de bellotaaaaaaaa!», me gritará más de uno. Hombre, está claro que la derecha es aficionada a manipular las noticias con avidez (ay, Urdaci, qué buenos recuerdos…), pero quizá las manipulaciones izquierdosas son menos conocidas, tal vez porque todos estamos tan hasta las narices de la derecha que queremos que sean verdad. Así pues, les citaré unos cuantos ejemplos.

- El señor ciego agredido por la Policía: Que al final de ciego tenía poco. Si recuerdan, hace unos meses llovieron los porrazos sin chocolate en Valencia por lo del IES Lluís Vives. En una de las manifestaciones se tomó una instantánea de un señor «ciego» siendo agredido por un policía. «¡Cabrones! ¡Hijos de puta! ¡No se respeta ni a los que ven menos que un gato de escayola!», fueron algunos de los comentarios que se leyeron en las redes sociales, por las que la noticia se extendió como la pólvora.


El señor ciego, con uno de los clásicos bastones negros para invident… ¡eh, un momento!


Solo que, al poco tiempo, se descubrió que de ciego no tenía nada. Vamos, que no solo veía perfectamente, sino que había forcejeado con el agente y le había arrebatado la porra. ¡Vean, vean!


Por supuesto, para entonces ya era tarde, y estoy seguro de que más de uno acaba de enterarse de que el señor no era camarada de Daredevil. Sin embargo, eso no quita para que en las manifestaciones se arrease de lo lindo a gente que estaba ejerciendo la resistencia pacífica. ¿Por qué no contar eso, que ya es bastante grave? ¿O lo del policía estampando a dos chicas contra un coche, como un matón vulgar y corriente?

- «Muere el compañero Indignado al que la maldita policía de Cataluña reventó el hígado y un pulmón»: ¿Problema? Que la única fuente era Queda la palabra, que no citaba nada ni daba ninguna prueba, un comunicado, NADA. Vamos, que si fuera un trabajo universitario, estarían suspendidos. ¿Y qué pasó? Que resultó que era un bulo, como la mayoría de cosas que no citan fuente. Inesperado. Claro, malo era que los Mossos Amorosos usasen pelotas de goma y repartiesen más palos que… que alguien que dé muchos palos, pero, ¿y si se soltaba el bulo de que había habido una víctima mortal? ¡Drama instantáneo! ¡IDEACA!


Sin embargo, por mal que esté no citar la fuente, casi peor es citarla y tergiversarla, ya que así el lector poco avispado puede decir «eh, que citan fuente», aunque el contenido original y el expuesto tengan poco o nada que ver. En esto son expertos Kaos en la red, una de esas webs tan «radicales» que son más de izquierda que nadie, tanto que piden dinerito para mantener su especie de Intereconomía de izquierdas

Aunque no conozcan Kaos en la red, seguro que conocen algún medio semejante: todo es culpa del capitalismo y/o el neoliberalismo económico, TODO. ¿Se les desata un zapato? El capitalismo. ¿Se les cae el cruasán antes de arrearle el primer muerdo? El capitalismo. ¿La galleta mojada en leche se reblandece y sucumbe dentro de la taza de leche? El capitalismo. ¿Hay una crisis terrible y los ricos se lucran a costa de la clase trabajadora? El capitalis… bueno, puede que aquí tengan razón.


Imagen graciosa que no tiene nada que ver.


Como les decía, en Kaos en la red utilizan ese izquierdismo trasnochado que, como todos los extremos, da tanta cosica, tanto repeluco, tanto regomello. En estos últimos días ha habido dos ejemplos de mala praxis que merece la pena reseñar.

- El aumento de la tasa de suicidios en Barcelona: Europa Press lanza una noticia en la que se dice que ha habido un incremento del 58% (60% según el titular de Kaos en la red, precisión periodística) en la tasa de suicidios en Barcelona del último año, especificando, según palabras del director del Institut de Medicina Legal de Catalunya, que «los que se suicidan mayoritariamente tienen antecedentes psiquiátricos, pero no se puede establecer una relación causal directa con factores socioeconómicos marcados por la crisis».

Bien, pues no se pierdan el pequeño texto con el que Kaos en la red prologa la noticia:

«El capitalismo, mata. Pero en su versión más feroz de neoliberalismo salvaje va a dejar poca gente viva. Los políticos y prensa del sistema insistía con su cantinela de "España no es Grecia" con ese dejo repugnante de superioridad, pero...
...el sistema no perdona y sigue con su plan de exterminio para las regiones del sur, las que no pertenecen a la elite de la UE. El ajuste es tremendo y la desesperación aumenta.
No obstante los responsables de Instituto dicen que no se puede asegurar que tenga que ver con la crisis...pues que casualidad, no?»

«Pues qué casualidad, ¿NO?». PUM. Hale, ahí lo dejan caer, abriendo la puerta a una de esas situaciones en las que negar el asunto solo acarrea comentarios de «claro, eso es lo que ellos quieren que creas», y hale, ahí lo tienen, trampa-22.


«¡No podemos parar aquí! ¡Es territorio capitalista!»


- «Grecia: dejan de operar a pacientes con cáncer porque no tienen dinero»: Esta tiene tela, y conste que la tilde a «cáncer» se la he puesto yo, que para ellos acentuar debe de ser una excentricidad neoliberal. ¿Cuál es el problema de esta noticia? Pues que no enlazan la fuente, y al realizar búsquedas en internet, el único resultado que arroja es la propia Kaos en la red u otras webs que redirigen a esta. Y eso buscando en castellano, que si hacemos una búsqueda en inglés, ni da resultados, directamente.

Lo que sí sale, sin embargo, son varios artículos diciendo que lo que no hay es dinero para pagar los medicamentos, por lo que muchos pacientes están comprando su medicación esperando que, con el tiempo, se les reintegre el importe. Algo terrible, por supuesto, pero muy distinto de ese «el SNS los abandona a su suerte, ¡¡porque no pueden pagar!!» que nos muestra Kaos en la red.

Servidor, que detesta con toda su alma este tipo de desinformación (o, como la propia Kaos en la red dice ofrecer, «contrainformación», término muy apropiado para lo que hacen), se dirigió a los administradores en su página de Facebook. Ahora les enlazo la conversación para que la lean, pero les adelanto unos cuantos highlights:

- «AHÍ LO LLEVAS, LISTO, QUE ERES MUY LISTO».
- El cambio de fuentes para «demostrarme» que la noticia es cierta.
- El hecho de que las «fuentes» que esgrimen NO dicen lo que ellos mantienen.
- La triste confesión de que usan el traductor de Google para pasar al castellano las noticias. Ay.
- La testarudez que demuestran pese a que les pruebo que lo que pasa es que hay recortes en la medicación, pero que siguen operando.
- Ese comunicado que NO APARECE.

En fin, ya les digo, la conversación, aquí. Desolador. Edito: los buenos señores de Kaos en la red me han bloqueado de su página de Facebook y ocultado todas mis intervenciones. Por suerte, tengo capturas de pantalla de la conversación hasta cierto punto. El asunto siguió, pero a falta de que restauren mis comentarios, esto es todo lo que hay. Cliquen, cliquen.


Estos han sido solo algunos ejemplos, pero seguro que ustedes conocen más. Siéntanse libres de compartirlos en los comentarios para difundir el CONOSIMIENTO y el HAMOR. Y, antes de acabar, ¿no les parece que ya hay suficientes motivos para flagelar a la derecha sin necesidad de inventarse otros nuevos? Ah, la ironía.