25 ago. 2012

Cristo de Borja MAL

«You came on like a punch in the heart
Lying there with the light on your hair
Like a Jesus of the moon
A Jesus of the planets and the stars»
Jesus of the Moon, Nick Cave & the Bad Seeds



Despacho del señor Crapsmith, julio de 2012


- Señor Crapsmith… señor Crapsmith… buenos días nos dé el Señor.
- Eh… ¿Batman?
- No, señor Crapsmith, no soy ese pecaminoso personaje que llaman Batman y que tanto gusta a la juventud. Soy el obispo de Borja, y vengo a proponerle que deje entrar la LUZ en su vida, así, en mayúsculas, que sé pronunciarlas. Quiero que haga algo por la Iglesia.
- ¿Por la Iglesia? Quite, quite, que a mí no me gustan los niños y…
- No, no, ¡nada de tiernos infantes! Lo que vengo a proponerle es que financie la restauración de nuestro Cristo, pintado por el aclamado pintor Elías García Martínez.
- ¿Por quién?
- Elías García Martínez, reconocido pintor de Requena.
- ¿De dónde?
- Ay, Señor… déjelo. En fin, aquí tiene una foto de la pintura que, como puede ver, no está en muy buenas condiciones…




- ¡Madre mía, está hecho un Cristo, eh! ¡JAJA! ¡Un Cristo! ¡O mejor, un Ecce Homo! ¡JAJA! ¡Humor Crapsmith, garantía genial! ¿Qué, que no se ríe usted, padre? ¡Reírse, padre, reírse! ¡JAJA!
- …
- ¡Un Cristo…! Ay, si no fuera por estos momentos… En fin, no puedo decirle que comparta sus ridículas creencias, pero quién sabe, igual podría sacar un pellizco de todo esto, ¿no?
- Bueno, podemos compensarle por la inversión con una caja de botellas del vinito de misa…
- ¡A mí me vale! Bueno, pues mire lo que se me ha ocurrido, padre, mire, ¡ya verá qué IDEACA! Cogemos a una vecina del pueblo…
- ¿C-cómo que una vecina del pueblo…?
- Calle, padre, calle, que usted de esto no tiene ni idea, cagüendiós. Mire, cogemos a una vecina del pueblo, que esté jubilada si puede ser, que con un poco de suerte no querrá ni cobrar… En fin, cogemos a la vecina, le damos un pincel, y hale, a pintar. Y con lo que nos ahorramos al no contratar a un restaurador profesional, pues nos vamos de cena y luego de putas, o de niños, o de lo que le guste a usted.
- ¡Oiga, esas acusaciones no se las consiento, eh! ¡De putas yo poco!
- Bueno, bueno, pues lo que sea. Siguiendo con lo de la vecina, ¿se le ocurre alguna?
- Bueno, está la Cecilia, que pinta paisajes y ya ha le ha dado algún retoquillo a algún cuadro que otro de vez en cuando. De hecho, ya retocó la túnica del Cristo este… Aunque claro, una cosa es la túnica y otra es la cara de nuestro salvador…
- ¡Nada, nada! ¡Si sabe pintar paisajes, sabe pintar a señores con barba! ¡Hale, hable con ella y dígale que todo corre por cuenta de Thomas Crapsmith!
- Pero es que no sé yo si…
- ¡Nada, nada, usted haga lo que yo le digo! ¡Hala, con Dios!
- Oiga, pero no me empuje, que ya me voy…
- ¡Que con Dios he dicho, hostias!


Despacho del señor Crapsmith, agosto de 2012


- …y entonces le dije «mira, Peter Jackson, con eso de El hobbit ni una película ni dos, ¡sino tres! ¡TRES PELÍCULAS!», y va y me dice…
- ¿Se-señor Crapsmith? ¿Con quién habla?
- ¿Eh, qué? Ah, nada, nada… estaba ensayando un discurso y… ¡oiga, usted es el obispo ese de Lorzas!
- De Borja.
- Eso, de lo que sea. ¿Qué, cómo ha quedado la restauración del Chuso?
- Un desastre, señor Crapsmith. ¡Un desastre! ¡Satán ha metido mano, sin duda alguna!
- Ande, ande, ya será menos.
- ¿Ya será menos, dice? ¡Por las siete plagas, esto es un sindiós! ¡Mire, mire cómo ha quedado!




- Hombre, a ver… original ha quedado.
- ¿Original? ¡Este no es el rostro de nuestro Señor!
- Je, ¿se imagina que sí lo fuese?
- ¿Cómo?
- Que ahora se parezca más a la verdadera cara de Cristo, ahí con esa mirada aviesa… aunque leche, ahora que lo miro, ¡es el protagonista de No tengo boca y debo gritar! Menuda amante de la ciencia ficción está hecha la señora, ¿eh?
- ¿Pero qué desacato es este? ¡No se tome a cachondeo nuestro Ecce Homo!
- ¿Ecce Homo? ¡Ecce Mono, más bien! ¡Jaja! Aunque espere, espere, traiga la foto p’acá, traiga, que creo que si la retocamos un poco, aún se puede arreglar… a ver… ajá, y ahora por aquí… Tenga.




- ¿¡Qué significa esto!?
- ¡Pues que con un seis y un cuatro hago la cara de su retrato! ¡Jaja! ¡Venga, ríase, hombre! Además, ¡si esto les va a beneficiar! ¡Ya verá como sube el turismo! ¡La gente va a querer ver a su Cristo! ¡Seguro que sacan camisetas! ¡Y chapas!
- Bueno, sí que es verdad que hemos tenido más visitantes…
- ¡Claro que sí, hombre! Además, piense que nadie les va a criticar por haber modificado la obra original, porque a fin de cuentas, vamos a reconocerlo, no era nada del otro mundo, ¿eh?
- ¿Cómo que nada del otro mundo? ¡Era un retrato de nuestro señor en el Cielo y la Tierra, Jesucristo!
- Sí, uno entre miles, ¡pero ahora es único! ¡Mire esos ojos, mire! ¡H.P. Lovecraft estaría orgulloso!
- Pe-pero igual dicen que es vandalismo…
- ¡Qué va a ser vandalismo! ¡Vandalismo sería si lo hubiese hecho un chaval, pero lo ha hecho una anciana! ¡La gente dirá que es entrañable!
- El caso es que visto así…
- ¡Pues claro, hombre! ¡No se preocupe! ¡Usted vuélvase y rece un poco! ¡Ah, y no se olvide de mi vino! ¡Thomas Crapsmith, garantía genial!