31 dic. 2011

Esas fiestas to' wapas de Nochevieja

«And it was New Years
And we all started to sing»
New Year’s Eve, Tom Waits




Una semana más, y tras haber sido hamorcritor por un día, vuelve RduTcB, su lugar de referencia para COSAS.

Se nos acaba el año, amigos. De aquí a tan solo unas horas, el año 2011 habrá sufrido el mismo destino que la mayoría de series de Joss Whedon: habrá sido cancelado. Y, al igual que Dollhouse, el fin de año se irá con una celebración.

Ya sea con la familia, con los amigos, o con una mezcla de ambos (y no me refiero a ese tío que va de colega), lo normal es juntarse para pasar las últimas horas del año cenando e ignorando el inevitable especial de José Mota.


¡Es gracioso porque tiene acento manchego y repite las cosas mil veces!


El clásico es cenar, confundirse con los cuartos y atragantarse con las uvas en casa de los familiares y amigos, pero están aquellos que deciden que eso no es para ellos, que necesitan algo con más enjundia, con más glamour, que necesitan hacer algo que los saque de su rutina… y por eso pasan la noche en una discoteca.

28 dic. 2011

Una boina de tuerca

«Don't it make you feel so sad, don't the blood rush to your feet
To think that everything you do today, tomorrow is obsolete?»
More News from Nowhere, Nick Cave & the Bad Seeds


[Como (casi) todos adivinaron, esta fue la inocentada de este año. No, no voy a iniciar una carrera de hamorcritor, por mucho que BabaChwan me insista en que me dedique a esto. Si se fijan, ya en la cita del principio había una pista, «todo lo que hagas hoy, mañana estará obsoleto», pero bueno, esto son cosas que yo pongo y solo pillo yo porque soy retorcido y estoy to' loko. Pues eso. Que seguimos en la línea habitual. Cotoctoc.]

Una semana más, y con el gorrito navideño puesto en la cabecera, vuelve RduTcB, su blog de referencia para cambios INESPERADOS.

Y es que sí, va a haber un cambio en RduTcB. Iba a esperarme a publicarlo el sábado para no faltar a la tradición, pero no tiene sentido esperar tanto tiempo. Tras darle vueltas durante un tiempo, he decidido que voy a cambiar la línea editorial del blog, orientándolo más hacia el romanticismo.

Lo sé, sé lo que estarán pensando: «Pero QUÉ DICE, Bóinez. ¿No era usted el que tanto odiaba a las hamorcritoras? DOBLE MORAL». Y bueno, en otras circunstancias, les diría que no les falta razón, pero las cosas han cambiado.

Como muchos saben, tengo pareja. Y bueno, ya saben lo que pasa con estas cosas, que uno se va haciendo más sensible, ve las cosas de otro modo y pasa lo que pasa. Lo sé, sé que tengo pareja desde antes de empezar el blog, pero ha sido algo paulatino. Poco a poco me he ido volviendo más romántico, y más de una vez me he sorprendido deslizando comentarios románticos en mitad de una entrada de RduTcB, con la consiguiente reescritura para que ustedes siguieran leyéndome.

En fin, desde ahora, RduTcB tendrá menos artículos de HUMOR y más de HAMOR. Esto no quiere decir que vaya a dejar de hablar de las cosas de siempre, pero probablemente haya un toque más sensible en todo. Si hubiera escrito hoy las entradas de La saga Crepúsculo, probablemente hubieran sido MUY distintas. Y, para que vean qué he estado escribiendo estos días y qué pueden esperar de RduTcB, les dejo un pequeño botón como muestra. Es un fragmento de un relato que estoy escribiendo llamado La taza del destino:

24 dic. 2011

Santa Cachas

«I'm looking forward to Christmas
Though I'm not expecting a visit from Jesus»
White Wine in the Sun, Tim Minchin



Una semana más, y tras haberme sometido a un duro entrenamiento para atiborrarme a bolitas de coco recubiertas de chocolate (¡una delicia, oigan!) estas Navidades, vuelve RduTcB, un blog cuyo autor estuvo gordo, pero NOT ANYMORE.


Ah, Nochebuena. Ese momento en el que la familia se reúne en torno a una mesa llena de comida, preferiblemente con croquetas y tortilla de patatas, y pasa una entrañable velada junto a sus seres queridos, felices pese a la inminente amenaza del especial de Nochevieja de José Mota.

Si, como la mayoría de los españoles, está usted harto del mensaje de Magneto del rey y las eternas reposiciones del espantoso capítulo Sin blanca Navidad de Los Simpson, échele un par de güebos, quítele el mando a distancia a su abuela a base de puñetazos y únase a Hulk Hogan en Santa with Muscles, o, como se llamó en España en un intento de aprovecharse del éxito de la película de Tim Allen, ¡Menudo Santa Claus!. Sí, amigos, esta es una de las pocas veces en las que hasta el título hispanoamericano es más fiel al original: Un Santa Claus musculoso, aunque la vaguería de las distribuidoras brasileñas es el no va más: Héroe por error. Personalmente, que nadie aprovechase para hacer el chusco juego de palabras Santa Cachas me hace llorar. Sirva el título de esta entrada como tributo a lo que pudo ser.


En la película también sale Mila Kunis, pero es la única cría que no sale en el póster. ¡Craso error! ¡CRASO ERROR, LES DIGO!


La película, por llamarla de alguna forma, data de 1996, pero qué demonios, es intemporal. Quiero decir, que probablemente fuera igual de mala en el momento de su estreno que ahora. Permítanme que les deje el tráiler para ir abriendo boca:


Sí, amigos: ¡Hulk Hogan es Papá Noel, y les va a saltar los dientes a los niños malos! Para empezar, ¿a quién se le ocurrió producir este guión? ¿Al señor Crapsmith? Quizá les diga algo el hecho de que el guionista original exigió que retiraran su nombre de los créditos, mientras que, según IMDb, los tres restantes no han vuelto a escribir nada que se haya rodado en su vida. Aunque, la verdad sea dicha, yo he disfrutado la película. Y mucho. Para mí, es un nuevo clásico navideño que veré año tras año… si es que me acuerdo, claro.

17 dic. 2011

Aquellos cuentos y sus locos cromarros

«Okay, there’s your story!
Night-night!»
Children’s Story, Tom Waits



Nota de Bóinez: originalmente esta entrada también iba a tratar sobre Grimm, pero me he emocionado y me he pasado. Queda pendiente, pero porque ya había preparado las fotos y tal, que si no…

Una semana más, y después de haberme enfrentado a hordas furiosas de fans de Cómo conocí a vuestra madre, vuelve RduTcB, un blog cuyo autor lleva batín en este mismo momento. Inaudito.


Como todos sabemos, el cine y la televisión se mueven por modas. Hace poco fueron los vampiros, después los zombis, y ahora es el turno de los cuentos de hadas. Es muy probable que hayan oído hablar ustedes de Once Upon a Time, la serie que para muchos es el estreno de la temporada. Y yo les aseguro que, desde luego, es la mejor serie con personajes de cuentos de hadas que se emite actualmente en la ABC, ¡ya lo creo que sí!


En cada episodio sale un bicharráncano diferente en la cabecera. ¡Están en todo!

Sin meternos en spoilers, Once Upon a Time (OUaT en adelante, para no tener que escribir el dichoso nombrecito cada vez) nos sitúa en Storybrooke, un pueblecito estadounidense en el que todos los habitantes (o al menos los que más chupan plano) son personajes de cuentos populares, solo que ellos no lo recuerdan debido a una maldición de Reina Malvada. No es que no me acuerde del nombre real del personaje, es que es así. Para efectos humorísticos, le añadiré un «Mc», vean, vean: Reina McMalvada. ¡Mucho mejor!


Y con cierto aire zorreril que no se quita de encima ni en su versión cosmopolita.


La serie llegó un tiempo después de que la ABC comprara los derechos del cómic Fábulas para adaptarla a la pequeña pantalla, por lo que, en cuanto se estrenó la serie, hubo acusaciones de plagio, amenazas de muerte y demás. Ahora bien, las similitudes con Fábulas empiezan y acaban con lo de «personajes de cuento que viven en un pueblo», porque en Fábulas todo el mundo es muy consciente de quiénes son y qué hacen ahí.

10 dic. 2011

Un poco de la vieja ultraviolencia: trueque de niños

«Don't be greedy, don't be needy
If you live in hope you're
Dancing to a terrible tune»



Una semana más, y tras haber resuelto complejas ecuaciones diferenciales, vuelve RduTcB, su sitio de referencia para leer cosas. Cosas de RduTcB, ya saben. Ejem.

Ah, los cuentos clásicos. Entrañables escenas bucólicas que nos enseñan sabias lecciones que jugarán un papel esencial en nuestro desarrollo como personas. Es por eso que dichas lecciones se transmiten de forma popular mediante relatos apropiados para niños, sin el menor atisbo de violencia… si no le echamos un vistazo a las primeras versiones.

Es algo sabido por todos que la mayoría de los cuentos clásicos encierran el mensaje «para ser feliz solo tienes que casarte», «todas las hermanastras y/o madrastras son unas zorras» o «si tu abuela tiene una voz como la de Christopher Lee y unos colmillos que ni Veneno, desconfía» o «todas putas», pero hay algunos que encierran unas escenas de violencia gratuita que harían el deleite de los aficionados a Saw.

7 dic. 2011

Un tipo para gobernarlos a todos

«I’m gonna do what I want
And I’m gonna get paid»
Goin’ Out West, Tom Waits



Bueno, no exactamente. Cobrar no voy a cobrar, pero sí que voy a hacer lo que quiera. Y es que, como ya sabrán, llevo un tiempo colaborando con Crisis creativa, uno de los pocos blogs de los que procuro no perderme ninguna entrada. Pues bien, ahora me uno también a The Cinéfagos, una web sobre cine y televisión que lleva poco tiempo, pero que promete. O prometía, hasta que me uní yo.


Un pequeño paso más en mi plan para anexionar Polonia a RduTcB


- Crisis creativa: también conocido como «ese blog en el que escriben el attention whore de Fosforo y ese otro, el del Blog de Randy, ¿cómo se llamaba?», no es ningún secreto el bromance que nos traemos entre manos Fosforo y yo. Por eso mismo, cuando me propuso colaborar en verano en forma regular, yo dije SÍ. Y ahí me tienen, martes sí, martes no, con la sección Tampoco es para tanto, en la que desmitifico todo lo que ustedes han amado alguna vez. De momento he hablado de Cisne negro, El regreso del caballero oscuro y del jodido Robert De Niro. ¿Quién sabe sobre lo que escribiré la próxima vez? No, en serio, ¿quién lo sabe? Lo apunté en una servilleta y no la encuentro.


- The Cinéfagos: como ya les he dicho, una página sobre cine y televisión que lleva unos cinco meses en ese lugar frío y duro que es internet. Pero eh, de momento no les va nada mal, y pueden seguirles en Twitter para andar informadetes. A lo que iba, es que a partir de ayer, y miércoles sí, miércoles no, me tendrán en Con boinas y a lo loco, una columna de la que esperemos que lo peor sea el título. ¿Y qué haré allí? Pues ya saben, hablar de cine y productos televisivos NEFASTOS. Sin ir más lejos, el artículo inaugural es un refrito una reinvención del artículo de la semana pasada, Amanece, que es bien poco. Pero no se preocupen, que a partir del siguiente todo será contenido inédito. ¿Qué? ¿Que quieren saber de qué hablaré? Leñe, pues entren en el artículo, que lo pone, lo pone.

Eso sí, no crean que el escribir en The Cinéfagos acabará con las entradas de cine en RduTcB, sencillamente, ahora tendrán dos sitios donde leerme despotricar sobre la basura cinematográfica en lugar de solo uno.


En resumen: su Bóinez. En Crisis creativa los martes. En The Cinéfagos los miércoles de la semana siguiente. Tan hambriento de sus comentarios en ambos sitios como siempre. Difundan la buena nueva.

Y este mismo sábado, un poco de la vieja ultraviolencia. Porque lo están deseando.

3 dic. 2011

Amanece, que es bien poco

«Escúchame, un momento o dos,
y confesaré, a vosotros,
no puedo evitar mirando las mujeres siniestras,
tengo que reconocer, voy a notar la vampiresa mujer»
Vampiresa mujer, Jonathan Richman



Una semana más, y tras haber sobrevivido a la escucha del nuevo single de Bebe y haber sido sustituido por el jodido Robert De Niro en Crisis creativa, vuelve RduTcB, su sitio de referencia para encontrar introducciones forzadas.

Y esta semana, vuelve un clásico del blog: Crepúsculo, esta vez con la cuarta y penúltima entrega de la saga. Sí, debería ser la última, pero ya saben, si hablamos de dinero, Hollywood needs MOAR!, así que han decidido hacer un Harry Potter y dividir el último ¿libro? en dos películas. ¿Era necesario? ¿Es realmente Amanecer: parte 1 una película con un argumento tan denso que justifica la salomonada? La respuesta, por supuesto, es un «NO» más grande que el sombrero de un mejicano con hidrocefalia.


Los carteles de La saga Crepúsculo, siempre a peor.


No les mentiré: mis expectativas ante esta película eran bajas, después de que Eclipse me entretuviese por momentos. No confiaba demasiado en que Amanecer me proporcionase las risas que en su momento me brindaron Crepúsculo y Luna nueva. Pero ah, Melissa Rosenberg, la guionista, salió de su enajenación mental transitoria durante la que escribió Eclipse y lo ha vuelto a conseguir: Amanecer vuelve a posicionarse como una de las comedias de la temporada.


ARGUMENTO

Treinta segundos. Eso es lo que tarda Jacob, el niño lobo favorito de todo el mundo (muy por encima del cani de Juanjo Ballesta) en quitarse la camiseta desde que empieza la película. TREINTA SEGUNDOS. ¿Y por qué? Bueno, porque lee la invitación a la boda de Edward y Bella, una pareja con tan poca química que harían enfurecer a los Curie. Y claro, como cualquiera haría si le invitaran a la boda de su interés amoroso, sale corriendo bajo la lluvia, se quita la camiseta y se transforma en perraco lobo. De ahí, cuesta abajo.