26 nov. 2011

Con un par de boinas

«Get it on! Get it on!
On the day that you got born!»
Get It On, Grinderman



Una semana más, y tras haberme enfrentado (y casi derrotado) en singular duelo intelectual a un niño murciano de tres años, vuelve RduTcB, el único lugar donde frises y hamorcritoras se dan la mano.

Este lunes será 28 de noviembre, ¿y qué significa eso? Bueno, poco o nada, a no ser que sean ustedes asiduos a este blog, en cuyo caso, a lo mejor les interesa saber que se cumplen dos años desde su apertura. O no. Pero en cualquier caso, esta semana he decidido conmemorar tan (poco) destacada ocasión y traerles una selección con lo que servidor considera que es lo mejor y lo peor que ha pasado por RduTcB. Vamos, que sí, que un refrito. ¡Pero por favor, léanlas! ¡Las entradas me amenazan con hacerme cosas terribles si no las leen!


Para empezar, un poco de ombliguismo. Entradas que han tenido buena acogida. Entradas de las que me siento especialmente satisfecho. Entradas de las que puedo afirmar con cierto orgullo: «sí, estas letras las junté yo». Entradas BIEN QUE NO ESTÁN MAL.



19 nov. 2011

El espíritu del HUMOR

Despacho del señor Crapsmith, mayo de 2007


- …y al final me pones una explosión nuclear bien gorda. ¿Qué? ¿Que la película se ambienta en el Japón feudal? ¿Y qué? ¡Con lo listos que son esos japoneses el público tampoco se extrañará tanto y…! Te cuelgo, que tengo aquí a un tipejo con sombrero haciéndome gestos. Sí, sí, ¿qué quiere?
- ¡Señor Crapsmith, señor Crapsmith! ¡Le traigo una idea! ¿Qué digo una idea? ¡Una idea tan grande como la resaca de un domingo por la mañana!
- Tutéame, que eres de mi quinta. ¿Y tú eres…?
- ¿Cómo? ¿Te falta un hervor? ¿Es que eres retrasado o algo? Soy el puto Frank Miller, y te estoy trayendo la idea de tu vida. Claro, que si prefieres que se la lleve a James Cameron…
- ¡Ese James Cameron! ¡Miradme, hice Titanic! ¡Gran cosa! ¡Me copió la idea! ¡Y ahora me ha robado mi idea de Los Pitufos en el espacio y se rumorea que prepara nosequé de Aguantar o alguna memez de esas! ¡No se hable más, dime esa idea resacosa tuya, Müller!
- ¡Es Miller, estúpido imbécil! ¡Miller! ¿Pero es que no sabes quién soy yo?
- Euh…
- ¡Soy Frank Miller! ¡Creador de Sin City! ¡Autor de 300! ¡Codirector de la película de Sin City junto al tonto’l sombrero! ¡Guionista de RoboCop 2 y RoboCop 3! ¡Autor de El regreso del caballero oscuro, por todos los demonios!
- ¡Ah, sí! Un poco sobrevalorado, ¿no crees?
- ¡Sobreva…! Contrólate, Frank. Contrólate. Piensa en Batman dándole una paliza a Bin Laden... En fin, como te iba diciendo, te traigo la idea de tu vida. ¿Conoces el cómic The Spirit?
- ¿Ese del policía que muere pero no muere y lucha contra el crimen? ¿El que creó Will Eisner? ¿El que se considera una obra cumbre y pionera en el mundo de la historieta?
- Ese mismo.
- Algo he oído, sí. Pero, dime… ¿no crees que no tendrá mucho éxito? No lo digo por mí, pero es que hace unos años saqué Daredevil y…
- ¡Daredevil! ¡Valiente mierda! ¡De Daredevil solo vale mi cameo! No, no, lo que te traigo es algo completamente distinto, escucha, escucha…
- Escucho, escucho.

12 nov. 2011

Resucitar es fácil, si sabes cómo

«The zombies were having fun
The party had just begun»
Monster Mash, Bobby «Boris» Pickett


Una semana más, y tras haber derrotado en un igualado combate de espadas de regaliz a Angus McAco, el pérfido mono escocés, vuelve RduTcB, su lugar de referencia para encontrar… ya saben, esas cosas… las cosas esas que les gustan a ustedes.


Entre el estreno de la segunda temporada de The Walking Dead y la proximidad de Halloween, parece que los zombis siguen estando de moda. Y ya no solo lo digo por la «original» idea de pintarrajearse la cara cual ramera de discoteca y decir que se va de zombi (bata de médico para ir «de médico zombi» opcional), sino porque… euh… bah, qué más da. Tan solo intentaba presentarles el tema de esta semana de una manera razonablemente enlazada, pero da igual. Para qué. Miren, hoy voy a hablar de resurrecciones. Punto.

Si hay algo que todo aficionado al cómic sabe, es que quien más y quien menos ha de espicharla en un número u otro. Batman, el Capitán América, Ultimate Spider-Man, la Antorcha Humana, Jean Grey o Robin son solo algunos de los personajes que han cascado alguna vez. O más.

5 nov. 2011

Linterna Mierder

Una semana más, y no sin antes haber desbaratado una compleja conspiración internacional contra las cajeras de Mercadona, les traigo otra entrada a RduTcB, su lugar de referencia de películas sobre pandas, libros infantiles traumatizantes y entradas sobre discos de Tom Waits que no interesan a nadie.

Si hay algo que ha salvado la papeleta de las grandes productoras estadounidenses en diversas ocasiones en los últimos años han sido, sin duda, las adaptaciones de cómics a la gran pantalla. Desde grandes entretenimientos como Hellboy, Sin City, las dos primeras entregas de X-Men y su precuela, hasta MIERDAZAS como Spider-Man 3, Daredevil o el aborto de tapir que aquí nos ocupa: Linterna Verde.


Si esperan ver a siquiera la mitad de estos personajes en acción, abandonen toda esperanza.


Había oído tanto críticas positivas como negativas acerca de esta película, basándose tanto unas como otras en que la cinta no se tomaba en serio a sí misma. También vi a fans haciéndose profundos surcos en las muñecas mientras se golpeaban con una linterna en la cabeza al grito de «¡HAL! ¿QUÉ LE HAN HECHO A MI HAL?». Bueno, al no ser yo aficionado al cómic, pensé que me conformaría con que la película me entretuviese. «A fin de cuentas», pensé, «es complicado tomarse en serio a un personaje cuyos poderes son inútiles frente al TEMIBLE color amarillo». Pero ni por esas. Argumento MAL, interpretaciones MAL y Ryan Reynolds... Ryan REYNOLDS.

La película nos presenta a Hal Jordan, el protagonista «interpretado» (por decir algo) por uno de los actores más insoportables de la década (y exmarido de Scarlett Johansson, OJO), Ryan Reynolds, que intenta parecerse al Tony Stark de Downey Jr., obviamente, sin conseguirlo. El pobre Jordan, que, por lo poco que sé, tiene poco o nada que ver con su contrapartida de los cómics, vio morir a su padre delante de sus narices cuando era niño. Y digo «delante de sus narices» porque así es: en la versión extendida de la película, que es la que vi (así soy yo, me gusta prolongar el sufrimiento), nos ofrecen un prólogo en el que vemos como Jordan, Chica McDelapelícula y Hector Hammond/El Malo ya se conocían desde críos. Además, se nos presenta al padre de Jordan, un aguerrido y (no tan) experto piloto que se estrella probando un nuevo tipo de avión. Por suerte, consigue sacar medio cuerpo de la cabina y sonreír a su hijo, momentos antes de que el avión ESTALLE Y SEA PASTO DE LAS LLAMAS, traumatizando al pobre chavalín y no dejándole más remedio que convertirse en un piloto sinvergüenza (?).