24 abr. 2010

¡Pollos hormonosexuales!

¿Pensaba usted que la alopecia la causaban unos horribles duendecillos con cascos prusianos que venían por las noches y les arrancaban la cabellera poco a poco? ¿Creía que la homosexualidad no era sino obra de Satán, que en sus ratos libres pervierte a los hombres para que retocen alegremente con otros hombres?

¡No sea ignorante, hombre! Gracias a las declaraciones de EVO! Morales, el presidente de Bolivia, ahora sabemos la verdad. La alopecia y la homosexualidad tienen un mismo origen: ¡los pollos!

Sí, amigos, los pollos, cargados de hormonas femeninas y pluma, hacen que hasta el hombre más machote se vuelva un afeminado calvorota. Muchos de ustedes pensarán que, dado que los científicos dicen que la calvicie está provocada por las hormonas masculinas, las hormonas femeninas no pueden tener ese efecto. Quizá incluso piensen que un exceso de hormonas femeninas causaría el efecto contrario, es decir, que los afectados tuviesen una melena digna de cualquier grupo heavy de los 80. Se equivocan, tanto usted como esos cientificuchos del tres al cuarto. ¿Quiénes se creen que son, con sus carreras y sus doctorados? No, amigos. Aléjense de esos manipuladores que sólo quieren lavarles el cerebro y háganle caso a EVO!

Recientes estudios llevados a cabo por los propios secuaces hombres de confianza de EVO! han comprobado que el pollo criado para el consumo humano contiene dos hormonas altamente peligrosas para la virilidad humana: la plumidina-42 y la calvorotinia-23. Por separado, estas dos hormonas son peligrosas. Juntas se convierten en un arma de destrucción viril masiva, creando una legión de calvos locos por las faldas... escocesas.

Veamos algunos extractos del informe realizado por los especialistas de EVO!

“La plumidina-42 modifica la conducta del individuo e invierte su sexualidad. El periodo de incubación es de unas 16 horas (…). En las pruebas realizadas a los 228 pacientes, el patrón ha sido el siguiente:

- Hora 1: Agudización del timbre de voz.
- Hora 3: El paciente empieza a calificar a las cosas con adjetivos como ‘crazy’.
- Hora 8: El paciente siente una desesperada necesidad por ponerse mallas ajustadas.
- Hora 12: Tarareo incesante de canciones de Barbra Streisand.
- Hora 16: El paciente empieza a llamar ‘mari’ a todo el mundo (este síntoma no se ha dado en todos los sujetos).
- Hora 23: El paciente se convierte en un tópico andante.

Sospechamos que Ricky Martin, que recientemente ha confesado su homosexualidad, fue heterosexual durante la mayor parte de su vida (…). Sin embargo, parece ser que recientemente había comenzado a frecuentar un Kentucky Fried Chicken (…).


16 abr. 2010

Açò hi hauria que gravar-ho 2x09 (Javi sale del armario)

¡Lo estaban esperando! ¡Lo deseaban! O, al menos, tenían cierta curiosidad por ver cómo salía:

¡Mi nueva colaboración en Açò hi hauria que gravar ho!


¿Y qué trae el programa?

- L'actualitat musical
- Les notícies que ixen al final del diari i en lletra xicoteta
- El so de vaca, patrocinado por el manual Sea usted su propio Dios (con guión de Mario y un servidor)
- Lo petaron ayer, hoy se comen una mierda
- Pinky y Cerebro hablan de Spanish Movie
- Pregúntele a Javi: ¡incluye mi salida del armario (literal, no metafórica)!
- Y el gran final: un poema que escribí para Simó para alertarle de mi presencia, y que tuvo a bien hacer público para el disfrute del respetable.
¿Y dónde, dónde, DÓÓÓNDE pueden escuchar esto? Pues aquí mismo y en Critboig, web donde podrán disfrutar del resto de programas y mucho más.


¡Espero sus opiniones!

12 abr. 2010

¡A la rica novedad!

Vale, vale, vaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaale. Sé que he estado algo ausente estas vacaciones (rezando mucho y esas cosas, ya saben), pero es que he estado de viaje y...

El propósito de esta entrada no es otro que el de comunicarles que he instalado dos nuevos widgets que (creo) mejorarán este blog:

- IntenseDebate soluciona uno de los problemas que le veía a Blogspot: que no deja anidar comentarios. Con IntenseDebate (en teoría), eso se acabó. No es necesario que introduzcan su e-mail ni nada si no quieren, pero sí que les agradecería que, al menos, pusieran un nombre.
- A partir de ahora (y en las entradas anteriores), verán al final de cada entrada enlaces a entradas relacionadas con la ya leída. ¡Sí, amigos! ES SPAM GRATIX!!!11!


No se preocupen, que en breve retomaré las publicaciones verdaderamente interesantes. Tengo ideas a la altura de las anteriores. ¡No, no cierren el blog! ¡Quería decir mejores! ¡MEJORES, LES DIGO!


EDITO: Una lectora me ha dicho que no le salen los comentarios. Si a alguno más de ustedes le pasa, que me envíe un mail a reflexionesdeuntipoconboina@gmail.com y veré de arreglarlo.

1 abr. 2010

Mirando la caja tonta: Crítica de The Box

Black Box Theme, Tom Waits




Imagínese que un día un desconocido llama a su puerta y le hace una oferta: una estupenda colección de relojes de bolsillo por sólo 22€ la pieza. Ahora, imagínese que otro desconocido llama a su puerta. ¿Los testigos de Jehová? Por increíble que parezca, no. Un hombre con media cara desfigurada que le hace una oferta: si pulsa un botón, ganará usted un millón de dólares, pero morirá alguien que, eso sí, usted no conoce.

Ése es el punto de partida de The Box, de Richard Kelly (director y guionista de Donnie Darko), que adapta el relato original de Richard Matheson, autor de, entre otros, la novela Soy leyenda, que algunos conocerán por sus adaptaciones al cine con Vincent Price, otros cuantos por la versión con Charlton Heston, y todos por la horrorosa versión con Will Smith.




Atención: por si no lo sabían, todas mis críticas contienen spoilers, así que ya saben.

La película nos sitúa en 1976, y nos presenta a Arthur Lewis (interpretado por James Marsden, ya saben, Cíclope en X-Men) y su mujer Norma (interpretada por Cameron Diaz), un matrimonio más o menos feliz, pese a lo repelente que es su hijo Walter. Por cierto, antes he dicho interpretados, pero creo que me he pasado. Interpretado implica cierta calidad en las actuaciones, así que mejor lo cambio por hace de, porque qué calidad interpretativa, señores. El monolito de 2001: Una odisea en el espacio es más expresivo.

Pulsaría el botón si tuviese brazos. Eh, aquí viene un simio… ¡Eh, tú, pulsa el botón! ¡Púlsalo! ¡Pero no te metas la caja en la boca, hombre! Bah, para ti toda.


Una mañana, se despiertan y encuentran un paquete en su puerta, que contiene la cajita de marras y una tarjeta que dice “Arlington Steward acudirá a las 5:00 pm.”. Los Lewis se sorprenden por el mensaje, pero tampoco mucho, que oye, el talento de los actores tampoco da para tanto.

Como Arthur trabaja (para la NASA, ni más ni menos), Norma es la que recibe a Arlington Steward, interpretado (este sí) por Frank Langella. Steward, que tiene media cara destrozada desde que empezó a salir con uno de los hombres lobo de Luna nueva desde que le cayó un rayo, le hace a Norma la oferta.


“No, no soy el doble de Harvey Dent. Y sí, ya estoy harto de que me hagan la gracia. ¿Quiere que hablemos de la caja o no?”