29 ago. 2010

Yo digo SÍ: Twitter

Inauguro hoy nueva sección: Yo digo SÍ, una sección en la que hablaré de cosas a las que les doy, sin dudarlo, el Tipo con Boina Seal of Approval. Porque sí, ¡hay cosas que me gustan! ¿A que nunca lo hubieran imaginado?

Hoy les voy a hablar de la que es, para mí, la red social más interesante de todas: Twitter. ¿Por qué? Porque es una de las redes sociales más simples (o la que más) que hay. Un avatar, un nombre de usuario, un límite de 140 caracteres, y a funcionar.

Otra de las ventajas de Twitter es que el número de followers (o seguidores) se basa, por lo general, en el grado de interés que suscite en la gente lo que escribes. Evidentemente, si eres famoso  (o eres una mujer de buen ver y tienes un avatar en que salgas ligerita de ropa), tendrás muuuuchos más followers. Se acabó el voy a agregar a esta persona porque va a mi clase y me sabe mal... tan dado en Tuenti o Facebook (bueno, o no). Por lo general, en Twitter, tienes que currártelo para tener seguidores. Poner noticias interesantes, tener sentido del humor, ser ingenioso... aunque muchas veces con esto no basta. Seguro que conocen ustedes usuarios que tienen muchos menos seguidores de los que se merecen... y usuarios con muchos más de los que merecen.
Luego tenemos el caso de Àngel Llàcer, que es tan BRASAZAS como en la vida real y sigue a más de 8000 personas. Una de las cosas que más temo en Twitter es recibir un correo que diga Àngel Llàcer is following you on Twitter!, ¿se imaginan? Qué HORROR.

Porque sí, amigos, en Twitter hay gente que empieza a seguir a otros usuarios a lo loco con la esperanza de que le devuelvan el follow. Y si no lo hacen, pues les deja de seguir, e incluso se enfadan. Eso mismo me pasó a mí con un usuario (cuyo nombre no daré por respeto), que me siguió, le seguí, empezó a no poner nada más que enlaces de su blog (que no era de mi agrado) y le dejé de seguir. Bien, pues se enfadó, armó una pataleta y empezó a decir que qué mal estaba lo de seguir para que me siguiesen, cuando fue él el que empezó siguiéndome a mí, evidentemente, y dada su reacción, para que le siguiese.

Pero no todo es gente interesada en Twitter. Desde que me abrí la cuenta (por enero, más o menos), he conocido a gente la mar de maja, como @randymeeks, @Mrs_Hardita, @casiotones, @eptylus, @josproncio, @nosigaleyendo, @manganxet (que no se me enfade @annomally, pero a ella no la conocí en Twitter estrictamente hablando), @merylspider, @KillerKotek, @Squallido o el mismísimo señor @Crapsmith. ¡Incluso tengo mi propia archinémesis en Twitter, @untipoconbombín, que sólo habla en un alemán de Google Translator! Y hablando de alemanes… ¿han visto a @ArnoldHilter? ¿Qué? Ya, ya sé que era austriaco, pero la mayoría de la gente no, ¡además, si hubiese dicho “y hablando de alemanes… un austriaco” no hubiese quedado tan bien hilado!
Ah, y si quieren seguirme en Twitter, aquí tienen mi cuenta


Así que ya saben, ¿qué hacen que no twittean? ¡Corran!