27 feb. 2010

Un tipo con boina contra un tipo de Nokia

"Pay me, pay me
Pay me my money down
Pay me or go to jail
Pay me my money down"
Pay Me My Money Down, versión de Bruce Springsteen







Hace un año se me estropearon unos auriculares Nokia. Como aún estaban en garantía, los llevé a Media Markt, que es donde los había comprado. Tras dos semanas, me llamaron para decirme que ya podía recogerlos, así que, feliz, me fui a por ellos. Cuál sería mi sorpresa cuando me dijeron que Nokia no quería ni arreglármelos ni cambiármelos. “¡Pero si están en garantía!”, protesté yo. Se siente, aquí es Nokia McNokia el que corta el bacalao Lo sentimos, es lo que dice Nokia”, me respondió el dependiente.




Los auriculares de la ira




Furioso como estaba, me fui dando patadas a todos los niños que se cruzaron en mi camino decidí usar el arma más poderosa que tenía a mi disposición: ¡EL LIBRO DE RECLAMACIONES!











Y, como mi sed de sangre aún no había sido saciada, fui un paso más allá. Bueno, unos cuantos pasos más allá. Y también un autobús más allá, el que necesité para ir a… ¡LA OFICINA DE CONSUMO!










Eso fue en julio. Puse mi queja y exigí MI HANIME GRATIX que me arreglasen los auriculares o me los cambiasen por otros. La funcionaria (casta deleznable la suya) que me atendió me dijo que no me preocupase, porque los sacrificados funcionarios de CONSUMO! Lo iban a solucionar. Con lágrimas en los ojos y orgulloso de poder contar con tan dedicadas personas para desfacer entuertos, me fui a casa.




Pasaron los meses, y no recibía respuesta. “No importa, lo más seguro es que estén luchando a muerte por el televisor de alguna adorable anciana”, pensé. Y, finalmente, sucedió: ¡la semana pasada recibí una carta de CONSUMO!









La carta decía lo siguiente:


En relación con la reclamación al margen referenciada, formulada por UN TIPO CON BOINA contra MEDIA MARKT ALFAFAR VIDEO-TV-HIFI-ELEKTRO-COMPUTER, le comunico que la parte reclamada no se aviene a un acuerdo amistoso tras la mediación efectuada por este Servicio.
(…)
En consecuencia, y vista la imposibilidad de continuar las actuaciones de mediación, es por lo que se le informa que podrá ejercer las acciones legales que estime oportuno en vía judicial.
VALENCIA, a 11 de febrero de 2010
EL JEFE DEL SERVICIO TERRITORIAL DE CONSUMO


¿A juicio? ¿Por unos auriculares de 20€? Ya me lo imagino:


- Señoría, mi cliente exige la restitución de sus auriculares en un perfecto estado de conservación.
- Señor fiscal, este tribunal se niega a comenzar el juicio hasta que su cliente se quite la boina en señal de respeto hacia nuestra autoridad.
- ¿Quitarme la boina? ¡JAMÁS!






Dramatización




Así que sin auriculares me quedo. ¿Qué hacen en CONSUMO!, entonces? Porque, con la ley en la mano, me tendrían que haber cambiado los auriculares. Menos mal que mi novia me dejó los suyos. ¿Ven a lo que me he visto reducido? A un hombrecillo triste que tiene que ir rapiñando los auriculares que los demás no quieren. Por cierto, no tendrán unos auriculares por ahí, ¿verdad?




Y a la próxima... ¡Payasos! ¡Payasos asesinos! ¡Payasos asesinos del espacio exterior!




ACTUALIZACIÓN: Acabo de comprar la Fotogramas y, ¿qué es lo que veo? ¡Un anuncio de Luna nueva! Lástima que los encargados de la campaña no tengan mucha idea de ortografía:




HELIJE TU EDISION!!!11!!



Ver entrada original en Wordpress