14 ene. 2010

Un tipo con boina presenta: Una de vampiros

Hoy no hay cita musical al principio de la actualización. Es que está al final, que tiene más sentido y queda que ni pintado, HOYGAN oigan.




Hoy les dejo un relato sobre vampiros que escribí para un examen de Producción de textos el año pasado. Los requisitos eran que contase con dos niveles diegéticos, uno realista y otro fantástico (yo logré el efecto haciendo que el protagonista se hallase leyendo una novela barata sobre vampiros), que una parte estuviese focalizada desde el punto de vista de un personaje de la historia y el otro desde focalización cero (es decir, un narrador omnisciente) y que hubiese referencias a los mitos vampíricos. Así que lo siento, no hay nada de purpurina en mi relato. Tened en cuenta que teníamos un tiempo reducido para hacerlo, ya que el examen constaba de varias partes y teníamos unas dos horas para completarlo todo. La parte de la novela está llena de tópicos y usa un lenguaje de novela cutre a propósito. Aquí se lo dejo:






Por fin he llegado a casa. Ya tenía yo ganas, después de estar todo el día haciendo inventario en el almacén. Y encima, como Doug ha faltado, me ha tocado hacer parte de su trabajo. Y cuando Jane me ha invitado a tomar algo a la salida, pensaba que la cosa iba a mejorar... pero no. Se ha puesto a hablarme del libro ese de vampiros que está tan de moda ahora, "Crenosecuántos". "Eso no son vampiros", le he dicho, y se ha enfadado y se ha ido. En fin, que ya se le pasará. Será mejor que retome "El susurro del extraño", la novela que empecé ayer. No pasará a los anales de la literatura, pero es bastante entretenido. ¿Por dónde me quedé? ¡Ah, sí...!




Alan corría por el callejón, huyendo de algo que no había visto, pero que sabía que le pisaba los talones. Recorrió toda la calle Elm, pidiendo ayuda a gritos, pero nadie salió a ayudarle. La calle hubiera estado sumida en un silencio total de no ser por un sonido como de tijeras de podar y aquella especie de susurro del viento acercándose.


De repente, vio una casa abierta y, sin pensarlo dos veces, se coló dentro y cerró la puerta. No parecía haber nadie en casa. "Mejor, el descuido del dueño me ha salvado la vida, pero, ¿por cuánto tiempo?", se preguntó Alan. Fuera, unos jirones de niebla se arremolinaron y formaron una figura humana que gritó de frustración al tener que suspender su caza hasta que su presa saliese de la casa.






Alan recordó el diario que le había dejado su abuelo poco antes de morir, en el que contaba una increíble historia que, según él, le había pasado en Transilvania cuando era joven. Recordó con particular claridad la frase "De noche, vi cómo la niebla tomaba forma humana". Aquello era justo lo que le había pasado aquella noche, cuando un extraño había llamado a su puerta y le había pedido permiso para entrar. "Parece ser que sólo pueden entrar en las casas si primero son invitados" era otro de los pasajes del diario. Alan, que creía que su abuelo Jonathan había perdido el juicio hacía mucho, había dejado pasar al extraño, que tenía acento de Europa del este y llevaba largo tiempo buscando al último descendiente de los Harker para consumar su venganza. El extraño se había abalanzado sobre Alan, que se había zafado y había salido corriendo. El extraño se había disuelto en una espiral de niebla y había comenzado a perseguirle.

Pasó el tiempo y Alan, que se había quedado dormido, se despertó con el sonido del timbre de la puerta.

- ¿Quién es? -preguntó Alan
- ¿Que quién soy yo? ¡La pregunta es quién es usted, que está en nuestra casa! ¡Déjenos entrar!
- Por supuesto, por supuesto, disculpe -contestó Alan, abochornado-, espere que quite el pestillo...

Fuera, el extraño tenía agarrado por el cuello al propietario de la casa. La puerta se abrió. Alan abrió la boca para disculparse, pero palideció al ver al extraño. "Parece ser que sólo pueden entrar en las casas si primero son invitados" recordó Alan.




Vaya, qué tipo más lelo, este Alan. Estaba clarísimo que era Drácula el que tocaba a la puerta. ¿Y por qué lo llaman "el extraño"? Supongo que será cuestión de derechos de autor, porq--- ¿Llaman a la puerta?- ¿Quién es?
- Soy Jane. ¿Puedo pasar?






"So if you're sitting all alone
and hear a-knocking at you door
and the air is full of promises,
well buddy, you've been warned"
I Let Love In, Nick Cave & The Bad Seeds



Ver la entrada original en Wordpress