9 dic. 2009

"¡Venga, hombre, cuéntate algo!"


“I just want you to be happy
That's my only little wish”
Just The Right Bullets, Tom Waits




“You ain't got no money?
He'll get you some
You ain't got no car?
He'll get you one
You ain't have no self-respect,
you feel like an insect
Well don't you worry buddy,
‘cause here he comes”
Red Right Hand, Nick Cave & The Bad Seeds



Desde que empecé a escribir este blog he recibido montones de e-mails, desde “¿Qué es este pedazo de cibermierda? ¡Parece que lo haya escrito un chimpancé! ¿Ah, es así? ¡Entonces es genial!” hasta “¡Es el más exquisito ejemplo de literatura que he leído! ¡Deberían darte el Nobel!”. En realidad estuve nominado una vez, pero no me lo dieron. Ya saben, es todo politiqueo.
También he recibido un e-mail que me ofrecía Viagra a mitad de precio, pero no tenía nada que ver con el contenido del blog (creo).


El caso, que hoy quería contarles la historia de cómo elegí Wordpress en vez de Blogspot, la elección más frecuente en lo que a blogs se refiere. Es una historia que he titulado:










Érase una vez un joven atractivo, inteligente, ingenioso y extremadamente carismático. Este magnífico ejemplar de ser humano (llamémosle, no sé… Tipo Von Boina, por ejemplo) era un estudiante de Traducción y, un día, al volver a casa, se encontró un gigantesco bloque de piedra en la puerta de su casa. En la piedra se leía:




“ESCRIBIRÁS UN BLOG”




Sorprendido por el tamaño de la piedra y porque alguien pudiese tener tan buena caligrafía escribiendo sobre granito, decidió que ya era hora de hacerse un hombre y empezar a hacer todo lo que las piedras gigantes que pudiese encontrarse en su camino le dijesen. Fue corriendo hacia su cuarto, gritando “¡¡APARTA, JODER, UNA PIEDRA GIGANTE ME HA DICHO QUE ESCRIBA UN BLOG!!” a todo aquel que osase cruzarse en su camino y encendió el ordenador.


- ¡Oh, qué emocionado estoy! - dijo Tipo - ¡Voy a tener un blog! ¡Por fin todo el mundo podrá leer mis geniales ocurrencias!




**Mientras tanto, en la cabeza de Tipo…**




- Eh, Neuronio, ¿dónde está Neurisco? - preguntó una neurona solitaria - ¿Neuronio? ¿Neuronio? ¿Neurisco? ¿Neurustaquio? ¿Hay alguien?




**De vuelta en el cuarto de Tipo…**




- ¿Pero dónde hago mi blog? ¿Blogspot o Wordpress? ¿Wordpress o Blogspot? ¿Wordpress? ¿Blogspot? ¡¿WORDPRESS?! ¡¿BLOGSPOT?!
- ¡YA VALE DE TANTO GRITO! - aulló una voz ronca.
- ¿Dios? ¿Eres tú? - preguntó Tipo, a sabiendas de que Dios podia tener algún asuntillo que arreglar con él.
- Prueba otra vez - dijo la voz, y, en medio de una nube de humo negro, apareció Tom Waits.





"Prueba otra vez"




- ¡¿Tom Waits?! - chilló Tipo, embargado por la emoción - ¡Éste es el mejor día de mi vida! ¡Soy tu mayor fan!
- No creo, chaval, debes de tener unos 20 años, más o menos. El caso es que he venido para ayudarte. Y, sí, hablo un perfecto castellano.
- ¿Ayudarme? ¿Tom Waits va a ayudarme? ¡Éste es el mejor día de mi vida! ¡Soy tu may..!
- ¡Calla, tú! ¡Eso ya lo has dicho antes! - le cortó Waits - He venido para decirte que escojas Wordpress. Tiene una pinta más aseada, más profesional, empieza por W, como Waits, ¿qué más quieres?
- Pues tienes razón, - accedió Tipo - cuenta conmigo.
- No tan rápido, chaval - dijo una voz con tono sombrío.
- ¿Dios? Esta vez sí que eres tú, ¿verdad?
- Bueno, la verdad es que se podría decir que ‘Dios está entre nosotros’ - dijo la voz, y, con un destello de luz, apareció Nick Cave.




"Bueno, la verdad es que se podría decir que ‘Dios está entre nosotros’




- ¡¿Nick Cave?! - chilló Tipo, embargado por la emoción - ¡Éste es el mejor día de mi vida! ¡Soy tu mayor fan!
- No creo, chaval, - dijo Cave - debes de tener unos 20 años, más o menos. El caso es que he venido a ayudarte. Y, sí, hablo un perfecto castellano.
- Creo que estoy teniendo un dejà vu… -dijo Tipo.
- Sí, yo también - gruñó Waits.
- ¡Calla, Waits! ¡Seré yo el que gane esta vez! ¡Nunca arrastrarás a este chaval a Wordpress! - gritó Cave con una voz profunda y oscura. - Tipo, quiero que escojas Blogspot. Puedes añadir cientos de widgets, y empieza con B, como Bave, ¿qué más quieres?
- No sabía que ahora te apellidabas “Bave”, Nicky - apuntó Waits.
- …Touché. En fin, Tipo, ¿qué me dices? Si escoges Blogspot, ¡podrás añadir un reproductor de música automático que se active cada vez que alguien entre en tu blog!
- Me parece a mí que a la gente no le gustan esos reproductores, - dijo Tipo - de hecho, cada vez que entro en un blog y empieza a sonar una canción, suelto un sonoro “¡MECAAAAAGÜEN EL @#!% AUTOR!”…
- ¡Apela al autor para que se explique, Nicky! - rió Waits - Ves, chaval, por eso deberías escoger Wordpress. Vale, no te deja añadir pijaditas, pero siempre puedes poner un enlace externo a la canción.
- Sí, tienes razón… - dijo Tipo - Lo siento, Nick, pero me quedo con Wordpress. Pero no te preocupes, ¡que aún eres mi segundo artista favorito!
- ¿Segundo? ¿EL SEGUNDO? ¿Quién es el primero? - quiso saber Cave, furioso.
- Pues hombre… Tom Waits.
- ¡JA! ¡Ahí te quedas, Nick! - gritó Waits, con una sonrisa maliciosa.
- ¡Esto no acaba aquí, Tom! - gritó Cave - ¡Si no puedo quedarme con este chaval, me quedaré con otro! ¡Nunca ganarás! - y, en un destello, desapareció.


Sorprendido, Tipo le preguntó a Waits de qué narices hablaba Cave.
- Verás, cuando no estamos componiendo, nos gusta convencer a la gente para que se haga un blog. Nick es más de Blogspot, pero yo prefiero Wordpress - le explicó Waits.
- Ah… Os aburrís MUCHO, ¿verdad?
- Oye, es una manera tan buena como cualquier otra de pasar el rato. Deberías probar, eh - le propuso Waits.
- Eh… Tal vez luego. En fin, ¿cuándo voy a poder hincarle el diente a mi jugoso blog?
- Ah, sí, ya se me olvidaba. ¡Hágase el blog! - exclamó Waits, y un chorro de polvo dorado fluyó de la palma de su mano.

"¡Hágase el blog!"




- …Ha sido muy bonito, la verdad, pero ¿dónde puñetas está mi blog? - preguntó Tipo.
- Tu blog no está en ningún lado. ¡Si quieres uno, vete a la web de Wordpress, regístrate y hazte el puñetero blog de una vez!
- ¿Entonces a qué venía todo ese rollo del polvillo dorado?
- Ah, eso era sólo para hacer bonito. - sonrió Waits - Y ahora debo irme, que esta noche zarpo hacia Singapur.
- Hala… ¿Puedo ir yo? - preguntó Tipo, con los ojos llenos de esperanza.
- Pues claro que no. ¡Hasta la vista, Tipo! ¡Buena suerte con tu blog! Y recuerda que no existe el Diablo, sólo es Dios cuando está borracho.
- ¡Pero si tú hiciste del Diablo en la película “El Imaginario del Doctor Parnassus”!
- ¿Ah, en serio? - y, en una nube de humo, desapareció mientras sonreía.








Y así es como conseguí mi blog. Tal y como se lo cuento, los hechos son los hechos. Algún día quizá os cuente cómo me convertí en el gobernante de un pequeño pueblo de Texas.




P.D.: La canción”God Is In The House” es satírica, lo que significa que los comentarios homofóbicos no van en serio, Hubo cierta polémica cuando salió la canción y Cave explicó que la canción no iba en serio y que creía que era evidente. Pues eso.


Ver entrada original en Wordpress