16 dic. 2009

¡La leche, qué frío!: De cuando llevar mitones no es tan buena idea

"The piano is firewood
Times Square is a dream
I find we'll lay down together in the cold cold ground"
Cold Cold Ground, Tom Waits




Como ya comenté, suelo levantarme a las 5 de la mañana para coger el tren e ir a la UJI. En septiembre no pasa nada, con una camiseta de manga de corta iba que chutaba. Luego ya tuve que ponerme una sobrecamisa. Luego una sobrecamisa y la gabardina. Luego una sobrecamisa, la gabardina y un abrigo/chaqueta de cuero. Y luego ya, por fin, la boina de invierno (con forro de algodón, qué calentita), que es la que llevo en la cabecera del blog y los mitones de lana negra.


Los mitones, para los despistados (siempre hay alguno), son esos guantes sin dedos, o guantes de mendigo. Sí, quedan la mar de majos y vienen muy bien por si tienes que manipular algo, pero cuando no tienes que hacerlo... Pues se te hielan los dedos. Y ayer fue uno de esos días en los que no sólo hace mucho más frío que de normal (10 grados dicen que bajaron las temperaturas), sino que además llueve. Y por mucho que los mitones te tapen la palma de la mano, los dedos están indefensos ante la lluvia, el frío y el agua fría de la lluvia.




¡Traidores, yo os di un hogar! ¿Y así es cómo me lo pagáis?




En resumen, que acabé con los dedos rojos y pensando que nunca jamás podría volver a escribir en este blog porque iba a perder los dedos por congelación. Así que, al llegar a casa, rebusqué por los cajones y encontré dos cosas:

- Otros mitones (esta vez, de cuero marrón).
- Unos guantes de lana. 


Qué duda cabe de que besé los guantes de lana, pensando que me iban a proteger por completo del frío. Esta mañana he salido cantando y bailando de casa, cual personaje de comedia musical de los años 40, y me he puesto mis guantes. Me helaba igualmente. Me temo que la única solución es comprarme unos guantes de piel cuyo interior sea un portal espaciotemporal que dé directo al Infierno para tener las manos calentitas.


Maldita sea.



Ver entrada original en Wordpress