28 de feb. de 2015

Agente Carter: la pana la párter



Yo sé que igual les pilla por sorpresa, pero a mí todo lo que sea Marvel me gusta mucho, y lo que se está haciendo con el Universo Marvel Cinematográfico (UMC) me parece espectacular. Por desgracia, no me pasó lo mismo con Agentes de S.H.I.E.L.D., que dejé de ver en el séptimo episodio y que, por lo que me han contado, tengo que retomar porque ha mejorado a niveles inhumanos.

El caso es que cuando se anunció que se iba a hacer la serie Agente Carter, ambientada en 1946 y narrando las aventuras de la protagonista homónima, saltaron todas las alertas. Las alertas buenas, claro, porque a mí me pirra esa ambientación, y la perspectiva de tener una serie que ampliase la historia del UMC era de primera.





La serie está creada por Christopher Markus y Stephen McFeely, artífices de esa maravilla que es Capitán América: el Soldado de Invierno (de la que hablé aquí), y está llevada por Tara Butters, Michele Fazekas, y Chris Dingess, quienes, vamos a reconocerlo, tienen apellidos graciosos.

Si no han visto aún la serie, y como va a haber algunos spoilers, quédense con esto: Agente Carter es una buena serie de espías con una ambientación muy cuidada, una protagonista femenina bien construida (algo tristemente raro) y bien interpretada por Hayley Atwell, y que nos da pistas sobre el desarrollo histórico del UMC.


También sale Howard Stark, y cada vez que lo veía me daban ganas de afeitarme toda la barba menos el bigote. El riesgo de parecer facha me lo impidió cada vez.


Si han visto la serie, sigan leyendo. ¡Que sigan leyendo, les digo, no me obliguen a cogerles de las solapas!

23 de feb. de 2015

Cuatro Fantásticos: ¿adaptación regulera, peli de primera?


Tras las irregulares películas de los 4 Fantásticos de Tim Story (yo defiendo la primera, pero la segunda… AY), la Fox vuelve a la carga con una nueva adaptación cinematográfica de las aventuras de la primera familia. 
Para ello, han contado con Josh Trank, artífice de Chronicle. Teniendo en cuenta que esta película se caracterizaba por contar con un enfoque más realista, parecía de esperar que el enfoque fuese más Los 4 Normales que Los 4 Fantásticos.

Cada declaración que fue saliendo sobre la película, como que el Doctor Muerte va a llamarse Victor Domashev (en serio) en vez de Victor von Doom («von Muerte» en España), y que va a ser un forero hacker (de verdad), o que la película iba a ser menos comiquera y más realista (que sí) fue enfureciendo más y más a los fans.


«¿Que la Cosa no lleva pantalones? LO QUE FALTABA».


Tiene su mérito, la verdad, que el público esté rabiando sin que ni siquiera haya salido la película. Y si bien es cierto que no es raro que se crucifique (o se ponga por las nubes) a una obra antes de su estreno, también lo es que ya empezaba a oler a chamusquina eso de que a falta de pocos meses para el estreno no tuviésemos ni cartel.

Y entonces llegó el día. Salió el tráiler.

11 de feb. de 2015

Tipeee: siente un bloguero a su mesa

Los lectores más veteranos sabrán que llevo dándole a esto del bloguerismo desde 2009. A lo largo de estos 5 años y pico, más de uno me ha dicho que aprovechase el cierto tirón que tiene el blog para monetizarlo, que plantase anuncios. 

Siempre me he opuesto porque con los anuncios de Google nunca sabes qué anunciante va a plantar su publicidad, y tampoco me sentía muy cómodo con la idea de que hubiese EL DÉBIL BANNER banners o pop-ups molestando por ahí.

Pero entonces se pusieron en contacto conmigo desde Tipeee, que me parece una forma interesante de que ustedes, los lectores, puedan darme su apoyo… si quieren, claro. Si no, pues tan amigos.

Tipeee tiene un funcionamiento similar al de Patreon: ustedes deciden qué cantidad de duros darme por artículo publicado, y a cambio se llevan una recompensilla. Es una manera de que la cosa quede entre ustedes y yo: ¿les mola lo que hago y pueden y quieren darme una propinilla? Estupendo, yo se lo agradezco infinitamente. ¿Que no? Pues no pasa nada, tampoco vamos a hacer un DRAMA.


«¡Que me vence  el plazo del blog!»


El hecho de que todo quede en familia hace que no tenga que supeditarme a los dictados de una entidad ajena que me diga cómo escribir y cómo no. Si me apoyan, es porque les mola lo que hago, y ya está. Ni tengo que plegarme a las directrices editoriales de una red de blogueros ni nada. No hay nada mejor.

Además, para que no digan que les estoy estafando, que me han dado ustedes X al mes y yo no he actualizado ni una vez, no donan por mes, sino por artículo publicado, como ya les he dicho.

17 de ene. de 2015

Birdman, o la inesperada virtud de ser la película del año

«I am alone now, I am beyond recriminations
Curtains are shut, the furniture is gone
I’m transforming, I’m vibrating, I’m glowing
I’m flying, look at me
I’m flying, look at me now»
Jubilee Street, Nick Cave & the Bad Seeds



Como sabrán los lectores habituales, a servidor le pirran las películas de superhéroes, especialmente las de Marvel. Por eso, cuando Alejandro González Iñárritu dijo que suponían «un genocidio cultural», me propuse boicotearle y no volver a ver nunca ninguna película suya. ¡JAJAJAJA! ¡Que no, hombre, que no hice eso! ¡Que no soy imbécil! Lo que sí que hice fue seguirle la pista muy de cerca cuando se anunció que iba a dirigir Birdman, una reflexión sobre el ego y el mundo del espectáculo. 

Y bien que hice. Puta joyaza, joder.





Los que me sigan en Twitter ya me habrán leído poner la película por las nubes (¿lo pillan? ¡Porque vuela! ¡JAJAJAJA! No, por favor, no cierren la pestaña), y tres cuartos de lo mismo en Letterboxd, donde intento hacer una reseñita de cada cinta que veo, pero Birdman se merece una entrada a la vieja escuela en el blog en la que hable de los apartados que más me han llamado la atención. Ah, y sin spoilers.

28 de dic. de 2014

Locke: si la cagas, no conduzcas

«Can’t remember anything at all
Flame trees lined the street
Can’t remember anything at all
But I’m driving my car down to Geneva»
Higgs Boson Blues, Nick Cave & the Bad Seeds


¡Inocentes! ¡Troliados! ¡Que no, que no hay entrada! ¡JAJAJAJAJAJAJA!

Bueno, no, esperen. Sí, sí que hay. Pues eso, quédense. Ya verán qué bien nos lo PASEMOS.

El otro día vi Locke, de Steven Knight, creador y jefazo de Peaky Blinders, una serie que mezcla principios del siglo XX con contrabando de alcohol, guerras de bandas, irlandeses, boinas y canciones de Nick Cave y Tom Waits. Vamos, que todo bien. Pero no hablemos de Peaky Blinders (más que nada porque solo he visto dos capítulos de momento) y centrémonos en Locke.


6 de dic. de 2014

Lo que he hecho, lo que hago y lo que voy a hacer


«Ran far away, but I have to admit, sometimes I miss where I'm from»


Eh… hola. 

Casi hasta me da vergüenza volver, ¿no? No sé, no es que este año haya actualizado mucho que digamos, ¿verdad? Hemos pasado (el tío usa el plural para compartir culpa con los lectores) de tener prácticamente una entrada semanal en 2011 y 2012 a tener 36 en 2013 y… 7 en 2014. 7. En 12 meses. Ni una al mes. Mal, ¿eh? Mal.

¿Y por qué? ¿Por qué? xQ???? ¿Por qué Los mercenarios 3 acabó siendo un paso atrás respecto a su antecesora? Digoooo… ¿por qué volver ahora? ¿Por qué he estado tan ausente? En fin, se lo voy a explicar… ¡con una canción! NO, HOMBRE, NO. Les voy a explicar un poco lo que he hecho, lo que hago y lo que voy a hacer. Sin canciones. Creo.


Pese a cómo me dibuja Muerte Horrible, aún no estoy muerto.